Este informe del país se ha preparado como contribución al informe de la fao



Yüklə 8.25 Kb.
PDF просмотр
səhifə10/20
tarix21.08.2017
ölçüsü8.25 Kb.
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   20

Fuente: Información proporcionada para este informe por la Dra. C. Irene Calderón (URL-    
              IARNA)  
 
3.4.  Limitantes para la conservación ex situ 
 
La  falta  de  planificación  estructurada  de  la  conservación  de  los  RGF  ex  situ
complementaria  a  la  conservación  in  situ  y  la  escasa  integración  de  la  categoría 
específica  de  “recursos  genéticos  forestales”,  dentro  de  los  planes  de 
conservación,  se  constituyen  en  las  principales  limitantes  a  la  conservación  ex 
situ. 
 Otras limitantes muy importantes son:  
 
  La falta de continuidad en los procesos de coordinación y seguimiento a los 
esfuerzos  de  conservación  de  las  principales  instituciones  nacionales,  por 
razones políticas y de cambio constante de personal. 
  Insuficiente recurso económico para ejecutar las acciones propuestas. 
  Falta de personal especializado en el tema de conservación ex situ de RGF. 
  Cambio en los objetivos de los proyectos o programas establecidos, como 
el caso de BANSEFOR.  
  Falta  de  financiamiento  para  la  investigación  en  conservación  ex  situ  para 
mantener líneas de investigación amediano y largo plazo.  
 
3.5.   Necesidades para la conservación ex situ 
 
Es  necesario  que  INAB,  aprovechando  las  instalaciones  e  infraestructura  del 
BANSEFOR,  revise  las  funciones  del  mismo,  para  que  cumpla  una  función  de 
conservación complementaria a la in situ.  
 
El  ejercicio  de  revisión  del  objetivo  de  conservación  ex  situ  para  los  RGF  es 
prioritario. Es necesario incluir y distinguir lo que se considera como conservación 
ex situ en las actuales plantaciones forestales (PINFOR y PINPEP) y dentro de los 
programas de reforestación. Ya que los criterios para esta conservación se basan 
en preservar una serie actual de genotipos de las especies de interés comercial, 
pero no en la diversidad genética de estas mismas especies. Por lo que deberán 
considerarse  otras  opciones  de  conservación  ex  situ  como  los  jardines  para  la 
conservación  de  la  diversidad  genética  de  las  especies,  que  suelen  integrar 
nuevos genotipos en la propagación de la especies, permitiendo la conservación y 
el aumento de la base genética de las especies de interés comercial.  
 
Otras necesidades importantes mencionadas por las instituciones nacionales son:  
 
Koelreuteria paniculata Laxm. 
Jabonero de la China 
Simarouba glauca DC.  
Aceituno 
Taxodium mucronatum Ten.  
Sabino, ciprés de Montezuma  
Holmskioldia sanguinea Retz. 
Farolito Chino 

 
 
72 
 
  Necesidad de promover cursos de actualización y capacitación en el tema 
de conservación ex situ, ya que existe una necesidad de que el personal se 
especialice en el tema. 
  Necesidad  de  recursos  financieros  para  cubrir  las  actividades  de 
conservación. 
  Necesidad de capacitación sobre el establecimiento, manejo y conservación 
de fuentes semilleras y/o huertos semilleros 
  Necesidad  de  estrategias  para  que  las  colecciones  del  arboreto  de  la 
FAUSAC  sean  autosostenibles  y  para  que  se  financie  a  largo  plazo,  el 
mantenimiento  de  los  arboretos  de  las  Universidades  privadas  (URL  y 
UFM). 
  Promover la importancia de los recursos genéticos forestales a través de la 
sensibilización pública, programas de mejoramiento genético, conservación 
de germoplasma y huertos semilleros. 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 
73 
 
 
 
Capítulo 4 
 
El estado del uso y la ordenación 
sostenible de los recursos 
genéticos forestales 
 
 
Plantación PINFOR de Pinus caribaea var. hondurensis, en Alta Verapaz 
Fotografía de Pablo Cordón 
 
 
 

 
 
74 
 
Capítulo 4.  El estado del uso y la ordenación 
sostenible de los recursos genéticos forestales 
 
4.1.  Ordenación sostenible de los RGF 
 
La  ordenación  de  los  recursos  genéticos  forestales  implica  esfuerzos  de 
conservación  que  superponen  dos  estrategias:  la  ordenación  de  los  bosques 
naturales con el debido respeto a sus recursos genéticos y el establecimiento de 
redes  de  áreas  más  pequeñas  de  conservación  genética.  Tanto  en  bosques 
naturales  como  en  Áreas  Protegidas  pueden  establecerse  zonas  específicas 
ordenadas de recursos genéticos. La ordenación sostenible y la conservación de 
los  RGF  son  interdependientes,  la  armonización  de  los  objetivos  y  prácticas  de 
conservación  y  ordenación  de  los  bosque  deben  establecerse  en  Guatemala  en 
los  bosques  de  producción,  y  rodales  de  conservación  genética,  principalmente, 
de acuerdo a los procedimientos recomendados por la FAO (FAO, CSFD, IPGRI, 
2001).  
 
Los  ejercicios  de  ordenación  de  los  recursos  forestales  en  Guatemala,  no  han 
incluido el establecimiento de áreas específicas de conservación genética, dentro 
de  Áreas  Protegidas,  o  en  plantaciones  forestales  certificadas,  según  la 
ordenación recomendada por FAO (FAO, CSFD, IPGRI, 2001). Sin embargo ya se 
aplica un ordenamiento dentro de las concesiones forestales en el Área Protegida 
de  la  Reserva  de  Biósfera  Maya  y  en  las  plantaciones  certificadas  y  las 
establecidas  con  el  PINFOR.  A  través  del  Proyecto  de  Ecosistemas  Forestales 
Estratégicos,  CEFE,  INAB,  considera  incluir  la  conservación  genética  forestal  en 
los bosques de los cuatro ecosistemas estratégicos, que ya se priorizaron (Mangle, 
bosque nuboso, bosque seco y selva lluviosa). Será necesario revisar que el debido 
ordenamiento  dentro  de  las  unidades  de  conservación  (bosque  natural,  rodales 
semilleros, fuentes semilleras, etc.), se integre con la conservación genética de las 
especies,  y  que  estas  actividades  queden claramente  definidas  en  los  Planes  de 
Manejo Forestal respectivos.  
 
En el 2011, la Organización Internacional de las Maderas Trocipales, OIMT, realizó 
un  estudio  que  incluye  a  los  33  países  miembros  (Guatemala  inclusive),  sobre  el 
estado  de  la  ordenación  de  los  bosques  tropicales.  El  resumen  de  este  informe 
presentó para Guatemala en el 2010 una superficie de 1,240 ha, de las que 235 ha 
representan el área adjudicada para protección de suelos y agua, y que 265 ha se 
encuentran  bajo  ordenación  sostenible.  Dentro  de  este  informe  se  resalta  la 
importancia  de  la  ordenación  forestal  sostenible  y  se  invita  a  los  países  a  hacer 
esfuerzos por avanzar en la ordenación de sus bosques (OIMT, 2011).  
 
Guatemala participó como sede en la Conferencia Internacional sobre la contribución 
de los criterios e indicadores para la ordenación forestal sostenible (CICI 2003). En 
esta  reunión  participaron  109  expertos  representantes  de  73  gobiernos, 

 
 
75 
 
organizaciones internacionales, grupos del sector privado, con el objeto de analizar, 
entre otros temas: el fortalecer la elaboración y aplicación de criterios e indicadores 
para la ordenación forestal sostenible (FAO, OITM, et al. 2003). 
 
En  esta  conferencia  se  reconoció  la  importancia  y  beneficios  de  contar  con  un 
conjunto  común  de  criterios  y  se  identificaron  siete  áreas  temáticas  comunes:  (1) 
extensión  de  recursos  forestales,  (2)  diversidad  biológica,  (3)  salud  y  vitalidad  del 
bosque,  (4)  funciones  productivas  de  los  recursos  forestales,  (5)  funciones 
protectoras  de  los  recursos  forestales,  (6)  funciones  socioeconómicas  y  (7)  marco 
legal, normativo e institucional (FAO et al. 2003).  
 
Como  ejemplo  de  avances  en  la  aplicación  de  criterios  e  indicadores  para  la 
ordenación  forestal,  el  Consejo  Nacional  de  Estándares  de  Manejo  Forestal 
Sostenible  para  Guatemala  –CONESFORGUA,  elaboró  el  documento  de 
“Estándares para la certificación de bosques naturales y plantaciones forestales en 
Guatemala” en el 2005. En este documento se hace referencia en la sección 6.3, del 
capítulo  6,  a  la  diversidad  genética  de  las  especies,  y  señala  como  indicador  de 
este  criterio:  que  se  deberá  mantener  una  proporción  adecuada  de  individuos 
representativos de las especies aprovechadas. 
 
El  documento  técnico  elaborado  por  INAB  y  CONAP  en  el  2007,  titulado 
“Lineamientos técnicos de manejo forestal sostenible” (INAB-CONAP, 2007), en su 
artículo  13  menciona  que  en  el  tema  de  principios,  criterios  e  indicadores-PCI-  es 
congruente y se complementa con el documento elaborado por la CONESFORGUA. 
Se recomienda que en estos documentos se agreguen conceptos más específicos 
como  “Tamaño  de  población  mínima  viable”,  para  referirse  a  la  diversidad 
genética, porque el término “proporción adecuada”, empleado actualmente, es muy 
general.  
 
En  Guatemala  deberán  revisarse  las  categorías  de  ordenación  actuales,  e  incluir 
específicamente  en  ellas  las  relacionadas  con  la  conservación  de  los  RGF  y  las 
áreas donde se realizaría el mejoramiento genético. En el Cuadro 25 se presenta un 
ejemplo  de  ordenación  de  los  recursos  genéticos  de  los  árboles  y  arbustos  por 
categorías de uso de la tierra, y la actividad de apoyo a la ordenación de los RGF, 
publicado por la FAO (2001).  
 
Cuadro 25. Ordenación de los RGF por categoría de uso de la tierra 
Categoría de ordenación 
Principal  actividad  de  apoyo  a  la 
ordenación de los RGF 
Áreas Protegidas 
Conservación 
Bosques naturales sujetos a ordenación 
Utilización sostenible y conservación 
Plantaciones y plantación de árboles 
Utilización sostenible, mejoramiento 
Mejoramiento genético de los árboles 
(incluyendo colecciones ex situ) 
Mejoramiento, conservación  
Fuente: FAO (2001) 
 

 
 
76 
 
4.2.  Uso sostenible de los recursos genéticos forestales 
 
La  contribución  de  los  RGF  al  Sector  Forestal  y  los  servicios  que  prestan  se 
describió  con  mayor  amplitud  en  el  capítulo  1,  donde  se  resaltó  que  el  Sector 
Forestal utiliza un número reducido de especies y productos. La promoción del uso 
de  nuevas  especies,  no  ha  sido  significativo,  pero  ya  en  el  Inventario  Forestal 
Nacional  (FAO-INAB,  2004)  se  presenta  un  listado  de  especies  latifoliadas  que 
incluyen las que tienen mercados desarrollados, y con potencial para desarrollarse 
(Cuadro 2 capítulo 1). 
 
La  promoción  del  uso  de  nuevas  especies  está  descrito  incluso  en  la  Política 
Forestal  y  en  las  recomendaciones  de  los  diferentes  informes  y  diagnósticos  para 
promover  el  desarrollo  de  la  industria  forestal,  sin  embargo  el  Sector  Forestal 
continúa demandando y haciendo uso de las mismas especies. Para este informe la 
Gremial Forestal menciona el uso de: Pinus maximinoiP. tecunumaniiP. oocarpa, y 
entre las latifolidadas: matilisguate (Tabebuia  rosea
)  y
 palo blanco (Roseodendron 
donnell-smithii)
 
En los últimos diez años el uso principal que se le dio a las semillas almacenadas en 
el  BANSEFOR  fue  para  su  comercialización  y  para  emplearse  en  el  PINFOR.  Las 
actividades del banco incluyeron la colecta de semillas para disponer de material de 
propagación, al mismo tiempo que se supervisaba y contribuía a la conservación in 
situ  de  las  fuentes  seleccionadas,  rodales  y  huertos  semileros,  de  donde  se 
colectaba la semilla. Los principales usuarios de la semilla han sido investigadores y 
productores.  Actualmente  los  viveros  forestales,  son  las  empresas  privadas  que 
tienen una mayor demanda de semillas.  
 
En cuanto al acceso de los recursos forestales, la Gremial Forestal manifestó que 
el  acceso  comercial  ha  ido  en  aumento,  pero  el  acceso,  a  nivel  nacional,  de  la 
diversidad genética ha ido disminuyendo. Y manifiestan que en el sector privado el 
acceso  a  las  fuentes  de  los  RGF  es  limitado  y  que  estas  fuentes  están 
disminuyendo.  
 
El  régimen  actual  de  acceso  y  del  uso  de  la  semilla  mejorada  se  detalla  en  el 
capítulo 7.  
 
4.3.  Programa de mejoramiento genético para Guatemala  
 
En  el  2000  dentro  de  la  propuesta  para  el  sistema  nacional  de  investigación 
forestal  del  INAB,  se  propuso  el  Programa  de  Mejoramiento  Genético  para 
Guatemala.  El  programa  contemplaba  la  conservación  y  mejoramiento  genético 
como  base  para  abastecer  de  semilla  a  los  programas  de  reforestación  del 
PINFOR. Sin embargo el Programa no recibió el apoyo financiero necesario para 
ejecutarlo. 
 

 
 
77 
 
Los  esfuerzos  por  tratar  de  desarrollar  un  programa  o  proyecto  de  mejoramiento 
en  el  país  continuaron,  y  en  el  2004  el  INAB  recibió  una  donación  de  la 
Organización  Internacional  de  Maderas  Tropicales  (OIMT)  para  financiar  una 
propuesta  de  proyecto,  el  proyecto  se  tituló  “Desarrollo  de  un  programa  de 
mejoramiento genético forestal para mejorar la productividad y la conservación de 
especies  forestales  tropicales  en  Guatemala”.  Con  la  donación  se  elaboró  la 
propuesta que fue presentada a la ITTO. Esta propuesta incluía la necesidad de 
capacitar  a  personal  especializado  para  desarrollar  el  mejoramiento  genético  y 
también proponía una alianza con CAMCORE, especialmente con la Universidad 
Estatal  de  Carolina  del  Norte;  considerada  como  líder  mundial  en  investigación 
sobre mejoramiento forestal y silvicultura. La propuesta fue presentada a la ITTO, 
pero no se recibió el financiamiento para su ejecución.  
 
En los últimos años (2005-2008) se realizó un proyecto de mejoramiento genético 
de  palo  blanco
 
(Roseodendron  donnell-smithii),  en  el  que  participaron  las 
siguientes instituciones: Pilones de Antigua, Gremial Forestal, INAB-BANSEFOR, 
Asociación  Nacional  del  Café,  ANACAFE,  CAMCORE.  El  objetivo  principal  del 
proyecto fue el de conservar y propagar material genético superior de Palo Blanco 
en el rango de distribución de la especie. 
 
El  proceso  del  proyecto  involucró  la  selección  de  50
 
árboles  plus  en  el  área 
geográfica de distribución natural de la especie. Se colectaron púas de los árboles 
para el programa de injertación, así como estacas para enraizamiento. A partir de 
estos  árboles  se  establecieron  ensayos  de  progenie  y  ensayos  de  injertos  en 
fincas  de  los  departamentos  de  Suchitepequez,  Retalhuleu  y  Escuintla,  para  la 
obtención de semilla. A estos ensayos se les sigue dando seguimiento (Alvarado, 
2008).  Con  el  estudio  se  pretendía  incrementar  la  productividad  de  las 
plantaciones  y  acelerar  el  crecimiento  de  las  mismas,  para  obtener  cosechas 
rentables.  El  proyecto  fue  financiado  por  el  Fondo  de  Desarrollo  Tecnológico 
Agroalimentario de Guatemala, AGROCYT. Este Fondo ya no existe en el país.  
 
Una  estrategia  novedosa  fue  el  concurso  de  selección  de  los  mejores  árboles 
dentro del área de distribución actual de la especie, que se realizó como parte de 
la  metodología  del  proyecto.  Las  fincas  con  los  mejores  individuos  identificados, 
recibieron premios en efectivo, incentivando la participación en la investigación y la 
sensibilización  de  la  importancia  de  la  conservación  y  de  los  RGF,  entre  las 
personas del área donde se distribuye la especie. 
 
Actualmente  existen  tres  propuestas  de  proyecto  para  hacer  estudios  de 
investigación y mejora genética, a través del establecimiento de huertos semilleros 
genéticamente comprobados con Pinus maximinoiP. tecunumanii y P. oocarpa; el 
objetivo  principal  de  los  proyectos  es  la  obtención  de  semillas.  Las  principales 
instituciones  que  participarán  en  estos  proyectos  de  mejoramiento  genético  son: 
BANSEFOR,  Gremial  Forestal  y  Grupo  Deguate.  Las  propuestas  de  proyecto  se 
presentarán  en  la  próxima  convocatoria  de  la  Secretaría  Nacional  de  Ciencia  y 
Tecnología, SENACYT, para solicitar su financiamiento. 

 
 
78 
 
La  Cooperativa  de  Recursos  de  Coníferas  de  Centroamérica  y  México, 
CAMCORE,  ha  tenido  presencia  y  actividades  en  Guatemala  desde  1980.  Las 
semillas  que  se  han  colectado  con  la  cooperativa,  han  sido  utilizadas  para 
plantaciones de bancos de conservación de genes y ensayos genéticos en varios 
países del mundo. Se reporta de una colección ex situ con especies de Pinus de 
Guatemala  en  la  Universidad  Estatal  de  Carolina  del  Norte,  NCSU  (CONAP 
2009a).  
 
La información proporcionada por CAMCORE para este informe, registra que las 
especies  con  germoplasma  de  Guatemala  que  se  conservan  ex  situ  en  las 
colecciones de CAMCORE son: Pinus caribaea var. hondurensisP. tecunumanii
P.  oocarpa,  P.  maximinoi  y  P.  chiapensis.  Las  categorías  de  conservación  que 
emplean  son:  banco  de  conservación  y  ensayos  de  procedencia/progenie  en 
plantaciones. Los objetivos de la conservación son: conservar la base genética de 
estas especies y el mejoramiento. La procedencia de este germoplasma se detalla 
en el cuadro 26. 
 
Cuadro 26. Procedencia del germoplasma de especies de Pinus de Guatemala,  
                   empleado y conservado ex situ por CAMCORE
  
Especie 
Procedencia 
Pinus caribaea var. hondurensis 
Poptún, Petén 
Pinus tecunumanii 
Fina nacional San Jerónimo, Sn. Jerónimo Baja 
Verapaz 
Pinus oocarpa 
Finca el Castaño, San Jerónimo, Baja Verapaz 
Pinus maximinoi 
Finca Chijob, Cobán Alta Verapaz  
Pinus chiapensis 
Santa Cruz Barillas, Huehuetenango  
Fuente:  Información  proporcionada  para  este  informe  por  Ing.  Elmer  Gutiérrez  de 
CAMCORE 
 
El germoplasma de Pinus oocarpa, P. maximinoi, P. tecunumanii y P. caribaea var. 
hondurensis  fue  colectado  en  Guatemala  y  luego  fue  objeto  de  mejora  genética 
por CAMCORE, fuera de Guatemala.  
 
CAMCORE reporta que la demanda por germoplasma conservado proviene de los 
investigadores,  mejoradores  y  productores,  y  aplican  la  normativa  que  se 
estableció en Guatemala con INAB para el intercambio y acceso de los usuarios al 
germoplasma. En el capítulo 7 se detallan los mecanismos que se han empleado 
entre CAMCORE e INAB. 
 
En  la  actualidad  CAMCORE  trabaja  en  Guatemala  con  el  Grupo  DeGuate  de  la 
Gremial  Forestal,  una  organización  del  sector  privado,  a  quienes  les  da  apoyo 
técnico para el establecimiento de huertos semilleros clonales de  P. maximinoi y 
P.  ocarpa  y  para  desarrollar  estudios  de  segunda  generación,  que  incluyen 
además de las dos especies anteriores, a P. tecunumanii
 
Los  estudios  de  segunda  generación  que  CAMCORE  y  Grupo  DeGuate  han 
realizado  son  los  siguientes:  con  P.  maximinoi  tienen  seis  años  y  fueron 

 
 
79 
 
establecidos en Cobán, Alta Verapaz, con P. tecunumanii establecidos en Jalapa y 
un último establecido en San Pedro Carchá. Estos estudios y plantaciones fueron 
establecidos para la producción de semilla.  
 
CAMCORE también ha hecho estudios de diversidad genética con las especies de 
pinos  de  Guatemala,  empleando  técnicas  moleculares,  los  que  se  han  detallado 
en el capítulo 1 de este informe.  
 
Resalta en los esfuerzos por establecer los programas de mejoramiento genético y 
actividades  de  mejoramiento  genético,  la  participación  de  la  empresa  privada, 
principal demandante de semilla de calidad genética, y pone de manifiesto, como 
una  prioridad,  la  necesidad  de  desarrollar  un  mecanismo  que  incorpore  la 
participación de la empresa privada, junto a las universidades en la investigación y 
y la conservación de los RGF. 
 
4.4.  Limitantes al uso y ordenamiento de los RGF  
 
La Gremial Forestal indicó que las limitantes al uso de los RGF, para la empresa 
privada,  incluyen:  la  falta  de  certeza  jurídica  en  temas  relacionados  al  sector 
forestal en el país, falta de aplicación de políticas a largo plazo, así como dificultad 
para el acceso a semilla mejorada.  
 
No se cuenta con suficiente semilla certificada para la demanda que existe en el 
país,  pero  ya  BANSEFOR  inició  recientemente  la  actividad  de  certificación  de 
semillas y continúa con la supervisión del registro de fuentes semilleras.   
 
Desde  hace  más  de  diez  años  se  ha  reconocido  y  justificado  la  importancia  de 
tener  un  programa  de  mejoramiento  en  el  país,  pues  se  conoce  por  estudios 
realizados  por  CAMCORE,  que  algunas  especies  de  pinos  guatemaltecos  tienen 
resistencia  a  plagas  y  enfermedades,  sin  embargo  los  esfuerzos  para  establecer 
un  programa  de  mejoramiento,  no  han  sido  fructíferos.  Se  mencionan  como 
causas  la  falta  de  voluntad  política  y  de  financiamiento  para  establecer  el 
Programa. 
 
En  cuanto  al  ordenamiento  sostenible  de  los  RGF,  no  se  han  incluido  áreas 
específicas  de  conservación  genética,  dentro  de  Áreas  Protegidas,  o  en 
plantaciones  de  PINFOR  y  plantaciones  forestales  certificadas,  de  acuerdo  a  las 
recomendaciones  de  FAO  (FAO,  CSFD,  IPGRI,  2001).  Aún  no  se  integra  el 
concepto  de  conservación  genética  dentro  de  los  Planes  de  Manejo  Forestal  y 
existe  desconocimiento  de  las  estrategias  que  pudieran  aplicarse  a  Guatemala, 
donde  se  combina  la  conservación,  dentro  de  los  bosques  de  producción,  como 
parte del ordenamiento sostenible. 
 
Otras limitantes identificadas por las instituciones fueron: 
 

 
 
80 
 
 
Desconocimiento de la importancia del uso, el ordenamiento y conservación 
de los RGF.
 
  Existe monopolio en el tema de recolección y comercialización de semilla.  
  Falta de financiamiento para mantener activo el BANSEFOR. 
 
1   ...   6   7   8   9   10   11   12   13   ...   20


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azkurs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə