Este informe del país se ha preparado como contribución al informe de la fao



Yüklə 8.25 Kb.
PDF просмотр
səhifə2/20
tarix21.08.2017
ölçüsü8.25 Kb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20

 
 
 
 
 
 
 

 
ABREVIATURAS Y ACRONIMOS  
ACOFOP 
Asociación de Comunidades Forestales de Petén 
ADN                         Ácido Desoxirribonucleico 
AGEXPORT 
Asociación Guatemalteca de Exportadores 
ARNPG 
Asociación de Reservas Naturales Privadas de Guatemala 
ASOCUCH               Asociación de Organizaciones de los Cuchumatanes 
ASILCOM                 Asociación de Silvicultores Comunitarios 
BANGUAT 
Banco de Guatemala 
BANSEFOR 
Banco de Semillas Forestales del INAB 
BOSCOM 
Proyecto de fortalecimiento forestal municipal y comunal 
CAMCORE 
Cooperativa de Recursos de Coníferas de Centroamérica y México 
CATIE 
Centro Agronómico Tropical de Investigación y Enseñanza 
CBM 
Corredor Biológico Mesoamericano 
CDB 
Convenio de Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica 
CDC 
Centro de Datos para la Conservación/USAC 
CECON 
Centro de Estudios Conservacionistas/USAC 
CEFE 
Proyecto de Ecosistemas Forestales Estratégicos/INAB 
CITES 
Convenio Internacional sobre Comercio de
 
Especies de Flora y Fauna 
Silvestres en Peligro 
CONAP 
Consejo Nacional de Áreas Protegidas 
CONESFORGUA  Consejo Nacional de Estándares de Manejo Forestal Sostenible para 
Guatemala 
CONCYT 
Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. 
CONRED                 Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres 
DIGI 
Dirección General de Investigación/USAC 
DAP                          Diámetro a la Atura de el Pecho 
ENCOVI 
Encuesta Nacional de Condiciones de Vida 
FDN 
Fundación Defensores de la Naturaleza 
FAO 
Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la 
Agricultura 
FAUSAC 
Facultad de Agronomía Universidad de San Carlos de Guatemala 
FEDECOVERA        Federación de Cooperativas de las Verapaces 
FLACSO 
Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales  
FUNDAECO            Fundación para el Eco-desarrollo 
FUNDARY                Fundación Mario Dary 
IARNA 
Instituto de Agricultura, Recursos Naturales y Ambiente de la 
Universidad Rafael Landívar 
ICTA 
Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas 
INAB 
Instituto Nacional de Bosques 
INE 
Instituto Nacional de Estadística 
INF                           Inventario Nacional Forestal. 
INIA                         Instituto de Tecnología Agraria y Alimentaria (Madrid, España)        
INSIVUMEH 
El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e 

Hidrología 
IUCN 
International Union for Conservation of Nature 
LEA                          Listado de Especies Amenazadas 
MAGA 
Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación 
MARN 
Ministerio de Ambiente y Recursos Naturales 
MFEWS 
Sistema Mesoamericano de Alerta Temprana para la Seguridad 
Alimentaria 
OIMT 
Organización Internacional de las Maderas Tropicales 
OTECBIO 
Oficina Técnica de Biodiversidad (CONAP) 
PFN 
Programa Forestal Nacional 
PINFOR 
Programa de Incentivos Forestales 
PINPEP 
Programa de Incentivos para Pequeños Poseedores de Tierras de 
Vocación Forestal o Agroforestal 
PPAFD                     Programa Piloto de Apoyos Forestales Directos (MAGA) 
RAPDs                     Amplificación Aleatoria de ADN Polimórfico 
RAMSAR                 Convención Sobre Humedales de Importancia Mundial       
RBM 
Reserva de Biósfera Maya 
RBSM 
Reserva de Biósfera Sierra de las Minas 
RFLPs                      Polimorfismo de la Longitud del Fragmento de Restricción 
RGF                          Recursos Genéticos Forestales 
SIDRIF                      Sistema Dinámico de Riesgo de Fuego 
SENACYT 
Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología 
SESAN 
Secretaría de Seguridad Alimentaria y Nutricional 
SIFGUA 
Sistema Estadístico Forestal Nacional/INAB 
SIGAP 
Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas 
SIPECIF                   Sistema de Prevención y Control de Incendios Forestales    
SIGMA-I                                   
Sistema de Información Geo Espacial para el Manejo de Incendios en 
la República de Guatemala 
TNC 
The Nature Conservancy 
URL 
Universidad Rafael Landívar 
USAC 
Universidad de San Carlos de Guatemala 
UVG 
Universidad del Valle de Guatemala 
 
 
 
 
 
        
 

 
 

 
Resumen Ejecutivo  
En  el  marco  de  la  undécima  reunión  ordinaria  de  la  Comisión  de  Recursos 
Genéticos  de  la  Organización  de  las  Naciones  Unidas  para  la  Alimentación  y  la 
Agricultura, FAO, se reconoció la necesidad de enfatizar la importancia del aporte 
de  los  Recursos  Genéticos  Forestales,  RGF,  a  los  sectores  económicos,  al 
fortalecimiento de la seguridad alimentaria y a la sostenibilidad ambiental ante el 
cambio  climático.  Se  reconoció  también  la  urgente  necesidad  de  conservar  la 
diversidad genética forestal que se está perdiendo en el mundo. Por esta razón, la 
FAO recomendó, que con la información contenida en los informes sobre el estado 
de  los  RGF  de  cada  país,  se  prepare  el  primer  informe  sobre  el  estado  de  los 
Recursos Genéticos Forestales en el mundo.  
 
En  Guatemala,  el  Instituto  de  Agricultura  Recursos  Naturales  y  Ambiente  de  la 
Universidad Rafael Landívar, URL-IARNA, el Instituto Nacional de Bosques, INAB,  
la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO 
y  el  Programa  Forestal  Nacional,  PFN,  han  dado  seguimiento  a  las 
recomendaciones de la FAO, a través del proyecto de elaboración del Informe de 
País Sobre el Estado de los Recursos Genéticos Forestales. 
 
Para  realizar  el  proyecto  se  conformó  un  equipo  de  coordinación  (Punto  Focal, 
Coordinadora,  Consultora  Nacional),  y  un  equipo  de  seguimiento  con  las 
siguientes  instituciones:  INAB,  CONAP,  MAGA,  FAUSAC,  URL-IARNA,  CEAB-
UVG  y  CATIE;  quienes  colaboraron  en  orientar  los  procesos  del  proyecto  y  en 
revisar y proponer cambios a los contenidos del Informe.  
 
Para  elaborar  el  Informe  de  País  y  determinar  el  estado  actual  de  los  RGF,  se 
hicieron  dos  talleres  participativos  y  de  consulta,  donde  asistieron  un  total  de  49 
representantes  de  24  Instituciones  (Anexo  1).  Las  instituciones  proporcionaron 
información  de  los  últimos  diez  años  (2001-2011)  sobre  las  actividades  que  han 
realizado  con  recursos  forestales  en  general,  y  sobre  temas  específicos 
relacionados a los RGF.  
 
Dentro  de  los  nueve  capítulos  del  informe  se  presentan  los  esfuerzos  de  las 
instituciones  del  Sector  Forestal  para  impulsar  actividades,  planes,  acciones  y 
estrategias para alcanzar un uso más sostenible y mejorar el estado actual de la 
conservación  de  los  recursos  forestales  de  Guatemala.    Para  cada  capítulo,  las 
instituciones  identificaron  las  limitantes  y  necesidades  que  existen  tanto  en  el 
país, como las que tienen para realizar sus actividades.  Dentro de este contexto, 
se  analizaron  las  causas  de  esas  limitantes,  así  como  las  tendencias  del  Sector 
Forestal  en  relación  al  uso  y  aprovechamiento  de  los  RGF,    y  se  incluyeron,  de 
acuerdo a la pertinencia, posibles soluciones.  
 
Se  identificaron  también  las  amenazas  directas  sobre  la  diversidad  biológica  y 
genética  relacionada  a  los  recursos  forestales,  y  por  último,  en  acuerdo  con  las 

 
 
xi 
 
instituciones,  se  propusieron  recomendaciones  específicas  para  mejorar  el 
estado actual del uso y conservación de los RGF.  
 
El  contenido  del  informe  proporciona  un  marco  de  referencia  sobre  el  actual 
conocimiento  de  los  recursos  forestales  de  Guatemala;  los  que  actualmente 
abarcan:  555  especies  que  pertenecen  a  99  familias,  45  especies  exóticas,  508 
especies  nativas  y  65  endémicas.  Las  especies  amenazadas  incluyen  247 
especies según categorías de CONAP (2009), 78 según UICN (CONAP, 2009) y 8 
según CITES (CONAP, 2009). 
 
Por considerarlos como los más relevantes, y por tener un impacto directo sobre 
los RGF, a continuación se presentan los temas reconocidos por el Sector Forestal 
y  Ambiental,  que  requieren  de  atención  a  corto  plazo  para  mejorar  el  uso 
sostenible y conservación de los RGF en Guatemala:  
 
1. 
El  tema  de  los  RGF  no  ha  recibido  suficiente  atención  en  el  país;  por  lo 
tanto no se ha valorado ni reconocido, la magnitud del aporte de los RGF 
al  sector  económico,  a  la  seguridad  alimentaria,  y  a  la  sostenibilidad 
ambiental ante la vulnerabilidad y amenaza del cambio climático. Debido a 
la  dependencia  económica  y  social  de  la  población  guatemalteca  a  los 
bienes  y  servicios  del  bosque,  se  requiere  implementar  a  corto  plazo, 
estrategias  como  las  propuestas  por  BANGUAT  y  URL-IARNA  (2009);  en 
las  que  se  integren  plenamente,  cadenas  de  transformación  que  agregan 
valor  y  que  incluyen  a  pequeños  productores  forestales,  para  generar 
empleo rural.  
 
2. 
La tasa de deforestación y pérdida de la cobertura boscosa ha aumentado 
de  forma  alarmante  en  la  última  década.  El  dato  oficial  para  el  período 
1991/93-2001 es de 73,148 ha/año y para el 2001-06  la tasa neta, aunque 
disminuyó  a  48,000  ha,  fue  el  resultado  de  una  pérdida  bruta  de  100,000 
ha/año
1
 (el 56% de pérdida de la cobertura forestal ocurre dentro de Áreas 
Protegidas y 44% fuera de ellas). La actual degradación de las ecoregiones 
del  país,  asociada  a  la  pérdida  de  la  cobertura  forestal  y  consecuente 
fragmentación  de  los  bosques  (9  de  las  12  ecoregiones  representadas), 
sugieren  como  consecuencia,  la  pérdida  del  recurso  genético  forestal  e 
indicarían una tendencia a la erosión genética (pérdida de la variabilidad 
genética) de las poblaciones en los ecosistemas más afectados.  
 
3. 
Las principales amenazas a los recursos forestales (incendios, la tala legal 
e ilegal de bosques y la extracción ilegal y selectiva de madera), han sido 
las mismas desde hace diez años y han influido en la pérdida de cobertura 
boscosa.  A  éstas  se  han  sumado  nuevas  amenazas  como:  la 
narcoactividad y el cultivo extensivo de especies exóticas (Palma Africana,  
__________________________________ 
1
 En el primer período (1991/93-2001) fueron al menos 83 mil hectáreas 
 

 
 
xii 
 
 
especialmente en el departamento de El Petén, y en la Franja Transversal 
del  Norte).  Estas  amenazas  afectan  la  integridad  de  los  ecosistemas,  la 
diversidad biológica y a los RGF que sustentan. Se requiere, por lo tanto, de 
la  implementación  de  una  estrategia  de  gestión  y  manejo  forestal 
sostenible,  que  integre  tanto  a  actores  socioeconómicos  y  territorios 
específicos;  como  los  que  ya  han  sido  identificados  en  los  estudios  del 
Sistema de Contabilidad Ambiental y Económica Integrada de Guatemala –
SCAEI-(BANGUAT y URL-IARNA, 2009).  
 
4. 
Persiste dentro del Sector Forestal (Sector Privado y Gubernamental) el uso 
y  aprovechamiento  de  un  reducido  número  de  especies  (priorizadas 
también para los programas PINFOR y PINPEP, Cuadro 8); sin embargo ya 
se  identificó  un  listado  de  31  especies  latifoliadas  con  potencial  de 
comercialización  y  mercado  (Cuadro  3),  que  necesitan  de  promoción  para 
incrementar su uso.  
 
5. 
En  el  país  aún  no  se  emplean  criterios  para  determinar  unidades  de 
conservación genética in situ, ni se han establecido categorías específicas 
para la ordenación sostenible y conservación de los RGF dentro de Áreas 
Protegidas,  o  plantaciones  forestales,  tales  como:  áreas  de  conservación 
genética,  rodales  de  conservación  genética,  microreservas  genéticas,  etc. 
En  Guatemala  deberá  implementarse  una  estrategia  que  armonice  los 
objetivos  y  prácticas  de  conservación  y  ordenación,  tanto  en  los  bosques 
de producción, como en los rodales de conservación genética; y que al 
mismo  tiempo  promueva  las  nuevas  metodologías  que  ya  se  emplean  en 
otros países de la región, y que integran ya ambas prácticas.   
 
6. 
La  diversidad  genética,  la  importancia  de  su  conservación,  así  como  la 
variación  genética  intra  e  interespecífica  de  las  especies  forestales  en 
bosques naturales y plantaciones, son temas poco estudiados en el país. 
Este hecho enfatiza la necesidad de promover este tipo de estudios, como 
herramientas para la planificación estratégica de la  conservación de RGF 
en base a evidencia científica. 
 
Además  de  los  temas  anteriores,  las  instituciones  participantes  en  el  proceso  de 
elaboración  del  informe,  manifestaron  que  el  informe  cubre  los  elementos 
principales que se necesitarán considerar para elaborar un plan de conservación 
de los RGF en el país.   
 
 
 
 
 
 

 
 

 
Introducción 
 
El  último  documento  de  trabajo  relacionado  al  estado  de  los  recursos  genéticos 
forestales  de  Guatemala  se  presentó  ante  la  FAO  en  el  2003.  Las 
recomendaciones  contenidas  en  ese  documento  se  emplearon  como  punto  de 
partida para el proceso de elaboración del presente informe, y como un indicador 
para  analizar  el  grado  de  avance  y  seguimiento  que  se  les  había  dado,  para 
alcanzar  un  uso  más  sostenible  y  una  mejor  conservación  de  los  Recursos 
Genéticos Forestales, RGF, en el país.  
 
Para elaborar el Informe de País sobre el Estado de los RGF 2011, se siguieron 
las directrices recomendadas a todos los países por la FAO, en relación al ámbito, 
estructura  y  contenido  del  informe.  Se  empleó  además,  una  metodología 
participativa  que  permitió  a  las  instituciones  nacionales,  aportar  información  y 
opiniones  relacionadas  a:  (1)  nuevos  temas  emergentes  que  han  influido  en  los 
últimos  diez  años  en  el  Sector  Forestal  y  la  actualización  de  los  existentes,  (2) 
nuevos estudios, investigación y esfuerzos relevantes para conservar la diversidad 
biológica, (3) nuevas amenazas y necesidades que enfrenta la conservación in situ 
ex situ de la biodiversidad y los RGF, (4) los avances tecnológicos que se han 
empleado  en  el  país,  como  herramientas  de  ayuda  en  la  planificación  de  la 
conservación  de  la  cobertura  forestal  y  prevención  de  incendios,  (5)  en  menor 
grado, el empleo de técnicas moleculares para estudiar la diversidad genética de 
las  especies,  para  que  sus  resultados  puedan  emplearse  en  estrategias  de 
conservación, (6) temas prioritarios que no han recibido la debida atención a nivel 
de las instituciones responsables, para avanzar en mejorar el uso y conservación 
de los RGF. 
 
El concepto de Recursos Genéticos Forestales en que se fundamentó el informe 
fue  el  siguiente:  La  variación  genética  de  especies  leñosas  como  árboles  y 
arbustos a nivel de especies, poblaciones, individuos y genes, de beneficio actual 
o potencial para los seres humanos y otros seres vivos
 
Por las características de diversidad biológica y cultural que presenta el país, se 
consideraron las especies forestales con valor económico, especies forestales que 
proveen  productos  maderables  y  no  maderables,  especies  nativas,  especies 
exóticas de valor comercial, especies de mangle, especies del bosque seco y del 
bosque de altura; así como especies con valor ambiental, social y espiritual. 
 
Los primeros ocho capítulos del informe contienen la información general del país, 
información  actualizada  sobre  el  estado  de  la  diversidad  biológica  y  genética  de 
los  RGF,  así  como  del  estado  de:  la  conservación,  el  uso  y  ordenamiento 
sostenible,  el  estado  de  los  programas,  investigación,  educación  y  legislación,  el 
estado de la cooperación, acceso a los RGF y beneficios producidos por su uso, y 
sobre  la  contribución  de  los  RGF  a  la  seguridad  alimentaria,  reducción  de  la 
pobreza  y  desarrollo  sostenible.  Al  final  de  cada  uno  de  estos  capítulos  se 

 
 

 
incluyeron los temas que las instituciones identificaron como limitantes, tanto para 
desarrollar  sus  labores,  como  para  avanzar  en  mejorar  el  uso  sostenible  y 
conservación  de  los  RGF;  así  como  un  análisis  de  necesidades  que  deberán 
atenderse para mejorar la condición actual de los RGF en el país. 
 
En el último capítulo se sintetizaron las tendencias, temas principales y acciones 
relevantes  que  permitieron  alcanzar  avances,  en  los  últimos  diez  años,  para 
mejorar  el  uso  sostenible  y  la  conservación  de  los  RGF;  así  como  las 
recomendaciones  para  atender  los  temas  en  los  que  se  tuvo  poco  o  ningún 
avance, para evitar la pérdida o erosión de los RGF. 
 
Dentro de los capítulos y anexos del informe, se presentaron listados de especies 
que no fueron incluidas anteriormente en otros informes sobre recursos forestales, 
y que constituyen un aporte a: i) el conocimiento de la diversidad de especies, ii) la 
reserva  genética  con  que  cuenta  el  país,  y  iii)  la  localización  geográfica  de  esta 
reserva. Estos listados, junto al contenido de este informe, constituyen elementos 
esenciales que contribuirán a la elaboración de un Plan Nacional de Conservación 
de los Recursos Genéticos Forestales de Guatemala.  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

 
Guatemala: geografía,  clima y población 
 
Geografía: 
 
Guatemala se encuentra ubicada en Centro América, con una extensión territorial 
de  108,889  Km
2   
(107,159  Km
2
  de  tierra,  1730  Km
2
  de  agua),  limita  al  Oeste  y 
Norte  con  México,  al  Este  con  Belice  y  el  golfo  de  Honduras,  al  Sureste  con 
Honduras y El Salvador, y al sur con el océano Pacífico. 
 
Según  la  división  administrativa  política,  el  país  está  dividido  en  ocho  regiones, 
cada  región  abarca  uno  o  más  departamentos  que  poseen  características 
geográficas, culturales y económicas parecidas. Cada uno de sus departamentos 
se  divide  en  municipios  y  los  municipios  a  su  vez,  en  aldeas  y  caseríos; 
actualmente existen 22 departamentos y 333 municipios (MAGA 2001). La Figura 
1  muestra  el  mapa  de  la  división  político-administrativa  de  la  República  de 
Guatemala.  
 
Guatemala  es  un  país  montañoso,  la  cadena  principal  de  montañas  atraviesa  el 
país  de  Noreste  a  Sureste,  y  forma  hacia  el  Noreste,  vastas  mesetas  que 
constituyen  los  altos  de  Guatemala.  La  mayor  altura  sobre  el  nivel  del  mar  se 
alcanza  en  la  Sierra  Madre,  en  el  departamento  de  San  Marcos.    Las  fallas 
geológicas  que  separan  las  cordilleras,  han  moldeado  un  complejo  sistema 
fisiográfico,  caracterizado  por  una  cadena  volcánica,  montañas,  valles 
intermontanos, altiplanicies y tierras bajas. La topografía es muy accidentada con 
elevaciones desde el nivel del mar hasta los 4,200 metros (MAGA 2001). 
 
El  inventario  nacional  de  humedales  registra  188  cuerpos  de  agua  (Dix  y 
Hernández,  2001).  Entre  los  lagos  y  lagunas  más  importantes  para  la  economía 
están:  lago  Petén  Itza,  Izabal,  Atitlán,  Amatitlán,  Ayarza  y  Güija.  El  sistema 
hidrográfico de Guatemala está compuesto por las vertientes del Atlántico y la del 
Pacífico  (28  ríos).  La  vertiente  del  Golfo  de  México  se  puede  a  su  vez  dividir  en 
dos  regiones  detalladas  a  continuación:  los  ríos  que  desembocan  al  Golfo  de 
México (10 ríos) y los que van al Golfo de Honduras (6 ríos) (MAGA 2001).  
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Figura 1. Mapa de división político administrativa de Guatemala.  
               Fuente: Elaborado por INAB con datos del MAGA 2000 y URL-IARNA 2010 
 
Clima: 
 
El  Instituto  Nacional  de  Sismología,  Vulcanología,  Meteorología  e  Hidrología, 
INSIVUMEH  (2008),  ha  zonificado  climáticamente  al  país  en  seis  regiones:  Las 
planicies del Norte comprenden: El Petén, la región norte de los departamentos de 
Huehuetenango, El Quiché, Alta Verapaz e Izabal. Las elevaciones oscilan entre 0 
a 300 msnm. Es una zona muy lluviosa con temperaturas que oscilan entre 20 y 
30°C. La región presenta climas de género cálidos con invierno benigno, variando 

 
 

 
entre  muy  húmedos,  húmedos  y  semisecos,  sin  estación  seca  bien  definida.  La 
vegetación  característica  varía  entre  selva  y  bosque,  dependiendo  del 
departamento. 
La región de la Franja Transversal del Norte abarca la ladera de la Sierra de los 
Cuchumatanes  Chamá  y  las  Minas,  norte  de  los  departamentos  de 
Huehuetenango,  El  Quiché,  Alta  Verapaz  y  Cuenca  del  Río  Polochic.  Con 
elevaciones entre los 300 hasta los 1,400 msnm, es una región muy lluviosa con 
los registros más altos en los meses de junio a octubre, los niveles de temperatura 
descienden conforme aumenta la elevación. En esta región se manifiestan climas 
cálidos con invierno benigno, cálidos sin estación seca bien definida y semicálidos 
con  invierno  benigno,  su  carácter  varía  de  muy  húmedos  sin  estación  seca  bien 
definida (INSIVUMEH 2008). 
 
La región de meseta y altiplanos comprende la mayor parte de los departamentos 
de Huehuetenango, El Quiché, San Marcos, Quetzaltenango Totonicapán, Sololá, 
Chimaltenango,  Guatemala,  sectores  de  Jalapa  y  Las  Verapaces.  Las  montañas 
definen  mucha  variabilidad  con  elevaciones  mayores  o  iguales  a  1400  msnm, 
generando diversidad de microclimas. En esta región existen climas que varían de 
templados y semifríos con invierno benigno a semicálidos con invierno benigno, de 
carácter húmedos y semisecos con invierno seco. La vegetación característica es 
el bosque mixto y bosque montano (INSIVUMEH 2008). 
 
La región de bocacosta abarca los departamentos de San Marcos hasta Jutiapa, 
situada  en  la  ladera  montañosa  de  la  Sierra  Madre,  en  el  descenso  desde  el 
altiplano  hacia  la  planicie  costera  del  Pacífico,  con  elevaciones  de  300  a  1,400 
msnm. Las lluvias alcanzan aquí los niveles más altos del país juntamente con la 
franja transversal del norte (INSIVUMEH 2008). 
 
La  planicie  Costera  del  Pacífico  se  extiende  desde  el  departamento  de  San 
Marcos  a  Jutiapa,  con  elevaciones  entre  0-300  msnm.  Las  lluvias  tienden  a 
disminuir  conforme  se  llega  al  litoral  marítimo  con  deficiencia  durante  parte  del 
año, los registros de temperatura son altos. En esta región existen climas de tipo 
cálido  sin  estación  fría  bien  definida;  con  carácter  húmedo  con  invierno  seco, 
variando  a  semiseco;  o  con  inviernos  secos.  La  vegetación  varía  de  bosque  a 
pastizal en el sector oriental (INSIVUMEH 2008). 
 
La Zona Oriental comprende la mayor parte del departamento de Zacapa, sectores 
de los departamentos de El Progreso, Jalapa, Jutiapa y Chiquimula. En esta región 
el factor condicionante es el efecto de sombra pluviométrica que ejercen las Sierras 
de Chuacús y de Las Minas, a lo largo de toda la cuenca del Río Motagua, lo que la 
caracteriza por ser la región donde menos llueve, con marcado déficit la mayoría del 
año,  y  con  los  valores  más  altos  de  temperatura.  Las  elevaciones  son  menores  o 
iguales  a  1400  msnm,  manifestándose  climas  de  tipo  cálido  con  invierno  seco, 
variando a semisecos, sin estación seca bien definida, hasta secos. La vegetación 
característica es el pastizal (INSIVUMEH 2008). 
 

 
 

 
La  franja  del  Corredor  Seco  del  Oriente  de  Guatemala  se  caracteriza  por  ser  una 
zona  semiárida,  con  periodos  de  sequías  recurrentes  en  el  invierno,  suelos 
degradados,  bajos  rendimientos  y  en  la  cual  la  mayoría  de  familias  cultivan  en 
terrenos de ladera. Este está comprendido por los departamentos de Quiché, Baja 
Verapaz, Chiquimula, Zacapa, El Progreso, Jutiapa y Jalapa. (FAO 2008a). 
 
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   20


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azkurs.org 2016
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə