Revista Comunicación, Nº10, Vol. 1, año 2012, pp. 349-362. Issn 1989-600X



Yüklə 153.02 Kb.
Pdf просмотр
tarix11.08.2017
ölçüsü153.02 Kb.

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 

349 

 

Doblaje y subtitulado de mexicanismos 



en el lenguaje cinematográfico. Una 

perspectiva mexicana  

 

Ma.  Eugenia  González  Alafita,  Daniel  M.  Ramírez  Cabrera,  José  Vicente  Rodríguez 



Chávez

1

 



Tecnológico de Monterrey. Campus Monterrey. 

mega@itesm.mx

       

 

Resumen:  Los  "mexicanismos"  son  expresiones  del  castellano  utilizadas 

cotidianamente por el mexicano. ¿Qué pasa cuando estas aparecen en las películas y 

se  traducen  a  otro  idioma?  ¿Es  posible  contextualizar,  a  través  del  proceso  de 

doblaje y subtitulado, las expresiones lingüísticas propias de un país sin que estas 

pierdan su significado original? El objetivo de este estudio cualitativo fue analizar el 

doblaje  de  películas  del  cine  mexicano  llevado  al  extranjero,    y  el  subtitulado  en 

películas  del  cine  norteamericano  que  se  proyectan  en  México.  Se  encontró,  entre 

otros resultados que en el proceso,  el idioma pierde su sentido original aunque las 

referencias culturales del país destino se adaptan en la traducción. 

Palabras clave: mexicanismo, doblaje, subtitulado 

 

 

Abstract: 

"Mexicanismos" are expressions used daily by Mexicans. What happens 

when they appear in movies and are translated into another language? Is it possible 

to  contextualize  through  the  dubbing  process,  linguistic  expressions  peculiar  to  a 

country without losing their original meaning? The purpose of this qualitative study 

was to analyze the dubbing of Mexican cinema taken abroad, and subtitling in films 

of  American  cinema  that  is  shown  in  Mexico.  It  was  found,  among  other  results, 

that  in  the  process,  the  language  loses  its  original  meaning  but  the  destination 

country's cultural references are adapted in translation.

 

Keywords: mexicanismos, dubbing process, subtitling process 

 

 

 

 

 

 

 

                                                 

1

 Participaron en este trabajo: Luis A. Salazar Contreras, Sandra A. Aburto Cavazos,  y F.  Marión Ferras 



Poncio. 

 


Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



350 

 

1.



 

Introducción 

"-¿Qué onda, carnal? -¿Qué rollo, cómo andas?- Pues ahí la llevo, con mucha chamba, 

¿y tú? - Pues dos que tres de chamba, no me quejo, la neta." Esta es una conversación 

poco  formal,  con  palabras  usadas  en  un  contexto  diferente,  pero  sin  duda  una 

conversación con un vocabulario muy común en México. Es a este tipo de expresiones 

a  las  que  llamamos  "mexicanismos".  Pero,  ¿qué  pasa  cuando  estas  expresiones  se 

requieren  traducir  a  otro  idioma?  ¿Es  posible?  ¿O  se  necesita  forzosamente  de  una 

interpretación?  

Moreno  y  Montero  (2009)  nos  dicen  que,  a  pesar  de  la  aparente  resistencia  de 

Estados Unidos y Latinoamérica, la creciente movilidad geográfica y el fácil acceso a 

las  redes  globales  han  llevado  a  estos  a  un  comercio  constante  con  productos, 

mensajes  y  símbolos  culturales  extranjeros  altamente  integrados  en  un  circuito 

internacional-popular de bienes culturales; estos elementos obtenidos más allá de las 

fronteras  nacionales  desafía  y  cuestiona  de  manera  constante  nuestras  opiniones  y 

demandas como consumidores y ciudadanos globales. 

Chiaro  (2005)  destaca  una  serie  de  dificultades  lingüísticas  asociadas  con  la 

traducción de humor verbal: primero, el traductor debe reconocer una parte del texto 

como  humorística;  segundo,  los  elementos  lingüísticos  en  los  que  se  basa  el  humor 

pueden  no  ser  parte  del  lenguaje  a  traducir,  lo  que  requiere  cambios  como  el 

remplazo de la primera instancia de humor por una que sea adecuada con el lenguaje 

al que se está traduciendo; las diferencias culturales representan un tercer reto, en los 

que  recursos  como  la  ironía  requieren  que  el  traductor  ayude  a  que  las  audiencias 

entiendan los conceptos culturales en los que usualmente se basa la ironía. 

En la actualidad, películas como Y tu mamá también (2001), Amores perros (2000) y 

Rudo y Cursi (2008), por nombrar algunas, han sido reconocidas en el extranjero y 

se  encuentran  cargadas  de  palabras  del  folclor  mexicano.  Pero,  ¿qué  es  un 

mexicanismo?  Gómez  De  Silva  (2001)  en  su  Diccionario  breve  de  mexicanismos,  lo 

define  como  una  palabra  o  locución,  de  procedencia  española  o  indígena, 

característica  del  español  de  México,  lo  que  le  permite  colocar  entre  ellos  voces  de 

origen mexicano incorporadas en el español general. 

Estos elementos tan característicos de nuestro país han visto la luz intensamente en 

el cine y desde hace algunos años comenzaron a dominar el doblaje y el subtitulado 

del cine norteamericano. Se puede considerar que este fenómeno, de acuerdo con la 

publicación  ReVista,  de  la  Universidad  de  Harvard,  la  cual  desarrolla  artículos 

relacionados  con  la  industria  cinematográfica  de  Latinoamérica,  se  ha  venido 

forjando desde la época de la Segunda Guerra Mundial: “En la totalidad de la Época 

de  Oro  del  cine  mexicano,  las  relaciones  entre  México  y  Estados  Unidos  fueron 

notablemente importantes. El primer factor que debe de ser mencionado – un lugar 

en  común  para  todas  las  referencias  que  se  relacionan  con  este  período  –  fue  la 

entrada de nuestro vecino  del norte a la Segunda  Guerra Mundial” (Delgado, 2010: 

19).  

De acuerdo con Humphreys (2009), esto puede explicarse si se considera la industria 



de  los  medios  de  comunicación  latinos,  el  papel  que  tiene  el  mercado  hispano  en 

cuanto al poder adquisitivo, además de que constituye el grupo minoritario de mayor 

crecimiento en los Estados Unidos, y es la minoría con mayores ingresos disponibles. 


Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva 

mexicana.

 

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



351 

 

Es  precisamente  esta  situación  la  que  trataremos  de  analizar  por  medio  de  las 



traducciones  vistas  tanto  en  el  cine  mexicano  llevado  al  extranjero  por  medio  de 

versiones subtituladas de películas, como el cine norteamericano que es importado a 

nuestro país  pasando por  un proceso de doblaje,  para encontrar la manera correcta 

de contextualizar estos fenómenos lingüísticos. 

1.1.

 

Propósito del estudio 



El  propósito  de  esta  investigación  es  describir  cómo,  en  los  procesos  de  doblaje  y 

subtitulado  de  las  obras  cinematográficas,  se  ven  distorsionadas  estas  expresiones 

lingüísticas conocidas como mexicanismos,  que son parte de nuestra vida diaria, así 

como examinar su crecente popularidad. 

1.2.

 

Preguntas de investigación 



P.1: ¿En qué medida los procesos de doblaje y subtitulado afectan la pérdida cultural 

de los contenidos de las obras cinematográficas? 

P.2: En el proceso de condensación del subtitulado, ¿cuánta información se elimina? 

P.3:  ¿Cuáles  son  las  principales  razones  para  el  empleo  de  mexicanismos  en  la 

realización de doblajes? 

P.4:  ¿Cuál  es  la  clase  de  mexicanismos  más  recurrentes  en  las  obras 

cinematográficas? 

2.

 



Marco teórico 

En nuestro lenguaje diario hay un grupo de palabras prohibidas, secretas, sin contenido 

claro, y a cuya mágica ambigüedad confiamos la expresión de las más brutales o sutiles 

de nuestras emociones y reacciones. Palabras malditas, que sólo pronunciamos en voz 

alta cuando no somos dueños de nosotros mismos (Paz, 1950) 

En  este  pasaje,  proveniente  del  libro  “El  Laberinto  de  la  Soledad”,  el  reconocido 

escritor  describe  al  “slang”  mexicano,  a  los  mexicanismos  que  forman  parte  de 

nuestra cultura y forma de vida. Estas expresiones tan características de nuestro país 

se  ven  gravemente  afectadas  cuando  pasan  por  el  fenómeno  que  Cucco  (2010) 

denomina “descuento cultural”, que consiste en la pérdida del valor y el atractivo de 

un  producto  cuando  éste  es  llevado  a  un  sistema  cultural  diferente  al  nativo,  al 

original, donde fue realizado y producido y, en el caso de las películas, a problemas de 

comprensión  de  contenidos,  adaptación  cultural  o  la  falta  de  identificación  con 

personajes y situaciones por considerarlas ajenas a la realidad que viven.  

Este  descuento  cultural  trata  de  disminuir  mediante  el  proceso  de  doblaje  y 

subtitulado  de  las  obras  cinematográficas,  convirtiendo  así  la  obra  nacional  de  un 

país  en  trasnacional,  proceso  por  el  cual  “es  transformada  de  acuerdo  con  los 

requerimientos  específicos  de  diferentes  contextos  culturales  y  audiencias” 

(Begfelder, 2005, p. 315). 

Chalabi  (2002)  denomina  localización  al  proceso  de  conversión  de  los  contenidos 

mediáticos  locales  a  aquellos  que  trascienden  fronteras:  “no  se  trata  de  cambiar  un 


Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



352 

 

canal internacional a uno local, consiste en adaptar lo internacional a la cultura local 



manteniendo  el  gusto  global.”  En  cuanto  a  cuál  de  estos  métodos  (doblaje  y 

subtitulado) es el más indicado para reducir la pérdida cultural, Koolstra et al. (2002) 

argumentan que no es posible dar una respuesta a falta de evidencia empírica, pero 

que esto no significa que cada uno de estos métodos no tenga ventajas y desventajas.  

Sin embargo, 

Debido a que los problemas de traducción pueden ocurrir tanto en el doblaje como en 

el subtitulado,  sólo los problemas de traducción causados por la naturaleza específica 

del  método  de  adaptación  (i.e,  la  condensación  en  el  caso  del  subtitulado  y  la 

sincronización de la voz en el caso del doblaje) deben ser tomados en consideración al 

discutir los pros y contras de los métodos de adaptación (Koolstra, et al., 2002: 326). 

Siguiendo  a  estos  autores,  el  proceso  de  condensación  en  el  subtitulado  consiste  en 

adaptar  los  textos  orales  originales  de  una  película  sin  dejar  fuera  información 

esencial  para  el  entendimiento  de  la  audiencia;  en  la  mayoría  de  las  ocasiones  la 

información que se condensa en subtítulos es igualmente informativa que el original, 

pero  la  pérdida  de  información  es  inevitable,  debido  a  que  los  subtítulos  deben 

registrar  todo  lo  hablado  por  los  actores  en  máximo  dos  líneas  de  texto  a  la  vez, 

proporcionando a la vez tiempo suficiente al espectador para leer toda la información. 

Además,  d’Ydewalle  et  al.  (1991)  menciona  que  los  textos  de  los  subtítulos  omiten 

características  como  la  entonación  y  las  características  vocales  idiosincráticas,  las 

cuales pueden resultar de vital importancia para la comprensión del mensaje verbal. 

Por su parte Betz (2001) considera que los subtítulos son una forma más aceptable de 

desarrollar  las  traducciones;  sin  embargo,  su  captación  es  considerada  por  la 

audiencia como de mayor dificultad que en el doblaje, ya que la primera requiere una 

posición de observación más concentrada. Por otro lado, es esta dificultad y la idea de 

consumir una autenticidad lingüística la que llama la atención de las audiencias del 

llamado cine de arte, que constituye el capital cultural ganado por observar las cintas 

con subtítulos. 

En cuanto al doblaje, el principal problema que se presenta es el de lograr sincronizar 

los movimientos de labios de los actores originales con las grabaciones de los artistas 

de doblaje, lo cual es imposible realizar a la perfección. Son estas limitaciones las que 

provocan    una  falta  de  interés  del  espectador  por  la  cinta  extranjera.  Sin  embargo, 

esta  técnica  también  tiene  sus  ventajas:  “Cuando  un  chiste  original  es  imposible  de 

traducir, un chiste completamente nuevo puede hacerse. Además, el doblaje también 

provee  la  posibilidad  de  dar  explicaciones  inadvertidas  cuando  parte  del  contenido 

del programa es desconocido para el grupo objetivo” (Kilborn, 1993: 641). 

En  un  estudio  realizado  por  Bore  (2010)  se  determinó  que,  en  el  caso  de  los 

subtítulos, es complicado traducir los dobles sentidos exclusivos del lenguaje nativo.  

Por su parte, Peeters et al. (1988) establecen que el método de doblaje es superior al 

de  subtitulado,  debido  a  que  la  información  pictórica  es  comprendida  de  mejor 

manera al dar tiempo a los espectadores de observar detenidamente lo ocurrido en la 

película, ya que no existe la pérdida de tiempo empleada al leer subtítulos. 

[…] algunas traducciones de la película principal en los DVD’s son hechas como voz en 

off  como  en  el  caso  de  la  versión  en  japonés  de  The  Last  Samurai  (2004),  donde  la 


Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva 

mexicana.

 

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



353 

 

traducción  está  superpuesta  sobre  el  audio  original,  permitiendo  que  los  diálogos 



originales en inglés incluyan también los japoneses  (O’Hagan, 2007).  

Koolstra et al. (2002) mencionan que otra de las posibles ventajas que proporciona el 

doblaje es que el público puede identificarse con mayor facilidad cuando escucha su 

lengua  nativa  en  la  pantalla,  así  como  la  posibilidad  de  que  la  situación  y  hechos 

presentados  en  la  cinta  sean  vistos  como  parte  de  su  propia  realidad.  “Aún  en 

nuestros  días,  referencias  culturales  específicas  (particularmente  a  formas  o  íconos 

populares  indígenas)  son  frecuentemente  intercambiadas  en  la  traducción  por 

ejemplos más o menos similares del contexto del nuevo mercado” (Bergfelder, 2005: 

328). 

“Los contenidos audiovisuales doblados tienen la ventaja que no hay textos proyectados 



sobre la imagen. El doblaje, por lo tanto, mantiene la unidad de imagen y sonido. Otra 

ventaja  es  que  los  espectadores  pueden    experimentar  los  contenidos  doblados  como 

familiares,  porque  pueden  escuchar  su  propio  lenguaje.  Entre  las  desventajas,  puede 

presentarse falta de naturalidad cuando la sincronización es inadecuada. Por otro lado, 

en  los  contenidos  subtitulados,  las  voces  originales  pueden  ser  escuchadas,  pero  la 

pantalla esta ‘contaminada’ con líneas de texto” (Koolstra, et al. 2002: 350). 

Por último, estos autores nos indican que el subtitulado es una práctica común en las 

llamadas  películas  de  culto,  mientras  que  el  doblaje  se  da  mayormente  en  las 

películas  animadas,  debido  a  que  la  imperfección  de  la  sincronización  también  se 

presenta en el lenguaje original, además que es algo característico y atractivo de este 

tipo  de  producciones.  Sin  embargo,  Bergfelder  (2005)  nos  recuerda  que  es  esta 

misma  necesidad  de  doblar  y  subtitular  la  que  afirma  y  asegura  el  hecho  de  que 

cualquier  intento  de  producir  una  uniformidad  cultural  choca  con  la  resistencia  del 

lenguaje nativo de una nación, al ser este un elemento constituyente de la identidad 

nacional. 

Lisi  (2009)  argumenta  que  los  elementos  nativos  del  lenguaje  en  los  idiomas  de 

destino  pueden  ser  clasificados,  en  términos  generales,  en:  Términos  extranjeros 

naturalizados  en  el  idioma  destino,  sea  por  generalización  (escogiendo  un  término 

más  general  en  el  idioma  destino  para  traducir  el  término  específico  en  el  texto 

fuente)  o  creando  palabras  compuestas  (componiendo  un  término  original  con  uno 

atributivo  que  derrama  luz  en  la  naturaleza  del  objeto  denotado  por  el  término 

original). Importando el término directamente al texto destino y, o bien explicándolo 

o dejándolo sin  ninguna  explicación.  En  este último  caso, el contexto algunas veces 

ayuda  a  definir  el  término  extranjero,  por  lo  menos  superficialmente,  mientras  se 

toma  en  consideración,  pero  a  veces  no  se  hace.  El  doblaje  y  el  subtitulado  como 

procesos  de  adaptación,  de  acuerdo  con  Bergfelder  (2005)  han  adquirido  diversos 

grados  de  aceptación  cultural  y,  aunque  generalmente  son  percibidos  como 

variaciones  menores  del  significado  textual  de  una  cinta  cinematográfica,  estas 

técnicas  han  adquirido,  a  lo  largo  de  la  historia,  un  impacto  fundamental  en  la 

percepción del cine en contextos nacionales diferentes. 

Este autor comenta, además, que las traducciones adaptan las características propias 

del  lenguaje  original  a  una  correspondencia  entre  lenguaje,  clase  y  personaje;  estos 

cambios  son  mayormente  notables  en  películas  que  dependen  en  gran  medida  del 

diálogo  y  los  estereotipos  sociales,  tal  como  en  las  comedias.  En  el  caso  del 

subtitulado,  las  variaciones  que  se  presentan  son  más  fáciles  de  percibir;  en  el 


Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



354 

 

doblaje,  las  adaptaciones  culturales  pueden  ser  llevadas  a  otro  nivel,  añadiendo  o 



cambiando  las  características  vocales  de  los  personajes,  como  el  timbre,  la 

pronunciación, tonalidad y acentos regionales.“[…] el entendimiento de la audiencia 

hacia  una  película  extranjera  raramente  se  basa  en  su  significado  textual  ‘original’ 

(inclusive  si  uno  pudiese  determinar  tal  concepto,  que  en  sí  es  problemático),  pero 

negociado  a  través  de  procesos  de  traducción  y  adaptación  específicos”  (Bergfelder, 

2002: 328). 

Carris (2011) asegura en su estudio que para el 2050 se espera que la población latina 

en  EUA  pueda  representar  cerca  del  39%  de  los  niños.  Esto  debe  de  tomarse  en 

cuenta, ya que la influencia latina ha estado en crecimiento continuo en los últimos 

años y esto afecta a los medios producidos para éste grupo social. Al hacer un doblaje 

para personas hispanoparlantes en EUA se tiene que tomar en cuenta el contexto en 

el que viven los posibles espectadores. Según Gunter (1998), la audiencia se atrae por 

el interés que se crea a partir de las semejanzas que la trama narrativa tiene con sus 

propias  vidas,  es  decir,  los  contenidos  mediáticos  deben  de  ser  pertinentes  en  el 

contexto social de los espectadores. Es por esto que el doblaje se contiene una función 

específica de identificación para atraer al público internacional.  

De acuerdo con Schechter (1998), en México en la década de los 90’s existía una ley 

que  prohibía  que  se  hiciera  el  doblaje  de  las  películas,  salvo  las  de  animación. 

Actualmente  se  permite  el  doblaje  para  cualquier  género  cinematográfico,  pero  aún 

así  los  doblajes  de  mayor  calidad  se  realizan  para  películas  de  animación, 

probablemente  por  los  antecedentes  de  este  medio.  Chalaby  (2006),  citando  a 

Sinclair (1999), nos dice que en los últimos años, Latinoamérica ha sido marcada por 

el  surgimiento  de  compañías  mediáticas  regionales  con  fuertes  posiciones  en  sus 

respectivos  mercados,  con  conexiones  trasnacionales  a  través  de  ventas 

internacionales,  destacándose  Televisa,  en  México,  y  el  Grupo  Globo,  en  Brasil. 

“Fisher  integra  la  visión  de  Bormann  (1972,  1982)  en  su  paradigma:  La  audiencia 

percibe fantasías en las narrativas públicas, con las que se quieren identificar ya sea 

porque  se  asemejan  a  su  vida  o  porque  se  asemejan  a  lo  que  quisieran  que  fuera 

verdad  en  su  reconstrucción  de  la  narrativa”  (Kim,  et  al.,  2009,  p.  597).  Este 

interesante punto de vista de Fisher, lleva a esta investigación a la premisa del papel 

que  juegan  los  mexicanismos  en  las  películas,  para  que  las  personas  se  sientan 

identificadas con la trama aunque trate de un tema fantástico.El estudio ha probado 

la popularidad del denominado “cine extranjero” en el cual el cine mexicano está muy 

bien  posicionado.  “Los  intentos  de  definir  el  término  abundan  en  los  estudios 

cinematográficos,  es  común  asumir  que  por  lo  menos    el  cine  mundial 

inevitablemente  invoca  esa  otra  categoría  asediada  del  cine  –  el  cine  extranjero” 

(Richler 2010, p. 23) y así el uso de las palabras que son usadas comúnmente solo en 

México ha tomado una increíble popularidad. “Con todo, debemos estar muy atentos 

a la filmografía que empieza a producirse a partir del México del 2 de julio de 2000 

porque, aunque en teoría la censura por motivos políticos es ya un anacronismo en el 

incipiente  régimen  democrático,  siempre  existe  en  la  práctica  el  riesgo  de  una 

reversión autoritaria” (Velazco, 2005: 72). 

En  efecto  a  principio  del  año  2000  es  cuando  se  empezó  a  ver  la  diferencia  en  las 

películas  mexicanas,  donde  se  dejó  de  utilizar  un  español  con  palabras  entendibles 

para todo hispanohablante y se empezó a introducir poco a poco los mexicanismos ya 

que las tramas eran de interés nacional, el público al que se dirigían estas películas 



Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva 

mexicana.

 

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



355 

 

entendería  la  jerga  implementada  y  lograrían  una  mejor  comunicación  con  la 



audiencia.  Otro  indicio  de  esto  es  descrito  por  Marina  Díaz  López    (2002)  quien 

hablando  de  los  mexicanismos  nacional  afirma    que  se  puede  sentir  una  unión  o 

“espíritu  nacional”  viendo  una  película  con  contexto  en  el  que  la  persona  sienta 

propio. 


La aparición de los estereotipos nacionales dentro de un contexto amplio y homogéneo, 

a pesar de sus particularidades, implica la vivencia de las películas como una puesta en 

escena del folclore: como espectáculo (cuando es ajeno), como ensalzamiento de cierto 

espíritu  nacional  (cuando  es  propio)  y  como  comunidad  cultural  (cuando  se  trata  de 

evocar  un  sentimiento  de  unión  transnacional,  como  el  hispanismo  aquí  reseñado 

(López, 2002: 21). 

Por  último,  Moreno  et  al.  (2009)  mencionan  que,  para  mejorar  la  situación 

mediática-cultural  de  Latinoamérica  con  respecto  al  mercado  estadounidense,  es 

necesario ir más allá del campo local de producción para así encontrar nuevos nicho 

mercadotécnicos  y  estrategias  comerciales  a  mediano  y  largo  plazo.  Es  importante 

este  último  punto  de  vista  ya  que  tomando  en  cuenta  la  cantidad  de  películas 

estadounidenses que llegan al país y la cantidad de películas mexicanas que al menos 

llegan  a  ser  proyectadas  al  cine  es  mucha  la  diferencia  y  es  importante  para  el 

mexicano sentirse identificado con el producto mostrado. 

Los  autores  anteriormente  citados  tienen  una  perspectiva  de  lo  que  son  los 

mexicanismos y permiten a todo el que los lea profundizar acerca del tema. Podemos 

concluir  que  los  mexicanismos  han  cobrado  una  gran  importancia  tanto  en  las 

películas originales como en el subtitulado de otros filmes de origen estadounidense. 

En  estos  años  se  ve  como  los  mexicanos  se  preocupan  por  transmitir  al  público  un 

ambiente  más  conocido  y  menos  censurado  al  agregar  palabras  del  folclor  común  y 

agregando esa picardía tan famosa de los mexicanos. 

3.

 



Metodología 

Para  el  presente  estudio  se  empleó  una  metodología  cualitativa  de  análisis  de 

contenidos, con el fin de obtener datos descriptivos que permitiesen profundizar en el 

problema  de  interés.  Es  con  esta  gama  de  información  que  se  analizaron  las 

diferencias  presentes  en  los  procesos  de  doblaje  y  subtitulado  de  películas  con 

respecto a la lengua original en que se produjo dicho material. 

3.1.  Contenidos analizados 

La  muestra  empleada  en  nuestro  estudio  consiste  en  10  largometrajes:  5  de 

animación de origen estadounidense de las cuales se estudió el fenómeno del doblaje 

(The  Incredibles,  Megamind,  Rango,  Rio,  Shrek),  y  5  de  imagen  real  de  origen 

mexicano (Amores Perros, Niñas Mal, Párpados Azules, Recién Cazado, Y tu mamá 

también). 


Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



356 

 

3.2.  Instrumento 



La técnica que se utilizó para llevar a cabo este estudio fue el análisis de contenido a 

la  muestra  previamente  mencionada,  donde  cada  uno  de  los  integrantes  se  dio  a  la 

tarea de analizar 2 de las 10 películas, elaborando una tabla en la que se anotaran las 

palabras o frases de la cinta en su lengua original, así como la traducción que se le dio 

ya  sea  por  medio  del  doblaje  o  el  subtitulado,  y  el  minuto  y  segundo  del  filme  en 

donde se presentan. 

3.3.  Rol de los investigadores 

En  nuestro  papel  como  investigadores  dispusimos  de  una  minuciosa  atención  al 

momento  del  análisis  de  las  películas,  anotando  toda  aquella  frase  traducida  que  a 

nuestro criterio conllevara un mexicanismo; después, se repitió el mismo método con 

la película en su idioma original, regresando sobre nuestros pasos para asegurarse de 

no  omitir  palabra  alguna  con  el  fin  de  que  las  anotaciones  fueran  lo  más  precisas 

posibles. 

4.

 



Resultados 

4.1.  Procedimiento de análisis de los datos 

Ya  realizadas  las  tablas  con  las  traducciones,  los  investigadores  se  reunieron  para 

analizar las variantes culturales establecidas en los datos. Este proceso se llevó a cabo 

mediante la clasificación de los mexicanismos encontrados de acuerdo con el sentido 

y la finalidad con la que se considera fueron añadidos y removidos en los procesos de 

doblaje  y  subtitulado  respectivamente,  con  la  finalidad  de  responder  a  las 

interrogantes  establecidas  al  principio  de  la  investigación,  y  así  lograr  el  objetivo 

propuesto por el equipo. 

4.2.  Descripción de resultados 

Como  se  dijo  al  principio  de  estudio,  nuestro  objetivo  fue  encontrar  las  diversas 

distorsiones  que  sufren  las  expresiones  lingüísticas  propias  de  nuestro  país  al 

momento de ser modificadas para su paso a mercados internacionales, y viceversa en 

el  caso  de  los  doblajes  que  experimentan  las  películas  extranjeras  para  llegar  a 

nuestro  país;  es  por  medio  de  lo  recabado  en  las  tablas  de  análisis  de  datos  que  se 

describe el propósito de ser delos mexicanismos, así como la influencia que ejercen en 

la importación y exportación de contenidos cinematográficos en nuestro país. 

La primera de nuestras interrogantes fue: ¿En qué medida los procesos de doblaje y 



subtitulado reducen o aumentan la pérdida cultural de los contenidos de las obras 

cinematográficas? En el análisis de las tablas se pudo observar que, en el caso de los 

doblajes de las películas animadas, muchas veces se pierde el sentido de la frase en su 

idioma original si se observa fuera del contexto del país en que fue producida, por lo 

que una nueva frase con un nuevo contexto es necesaria para el entendimiento de la 

audiencia extranjera 


Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva 

mexicana.

 

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



357 

 

Sin  embargo,  esta  situación,  que  fue  vista  desde  una  perspectiva  mexicana,  es 



resultado del cristal con que se mira; es decir, posee un cierto grado de relatividad, ya 

que en el proceso de doblaje también resulta afectado el idioma original en relación 

con  el  país  de  origen,  ya  que  al  modificar  las  frases  para  el  entendimiento  de  la 

audiencia  extranjera,  el  país  origen  pierde  el  sentido  original,  el  valor  cultural  que 

para  él  resulta  relevante.  Este  problema  es  claramente  observable  en  una  de  las 

traducciones en el doblaje  de la cinta  The Incredibles, donde la frase “All that jazz” 

fue  traducida  en  México  como  “Eso  mero”,  ya  que  la  referencia  al  musical  de  Bob 

Fosse  de  1979  no  es  adecuada  o  tan  graciosa  como  lo  llega  a  ser  con  el  uso  del 

mexicanismo,  debido  a  que  la  gran  mayoría  de  la  audiencia  destino  desconoce  la 

existencia y significancia de dicha cinta.  

Otro ejemplo de esta situación lo vemos en otra de las frase de la cinta, donde la frase 

“Harry  Hardluck  and  Sally  Sobstory”,  que  es  una  referencia  al  filme  de  Rob  Reiner 



When  Harry  met  Sally…,  es  traducida  a  “Don  Tragedias  y  Doña  Patachueca”,  de 

nuevo perdiendo el contexto original para el beneficio de la nueva audiencia. 

También  hay  que  tomar  en  cuenta  el  uso  de  referencias  culturales  del  país  destino 

que tienen que adaptarse en la traducción con el fin de intensificar el sentimiento de 

identificación  con  los  personajes.  Otro  ejemplo  que  retrata  con  claridad  lo 

mencionado anteriormente ocurre también dentro de The Incredibles, donde la frase: 

“Yet it breaths like Egyptian cotton”, a pesar de no ser exclusiva del contexto del país 

de origen, presenta un mayor impacto en los mexicanos al traducirse como “Fresco, 

como  la  guayabera  de  un  político”,  donde  las  auto-referencias  provocan  un  mucho 

mayor efecto cómico.  

El  segundo  cuestionamiento  por  contestar  fue:  En  el  proceso  de  condensación  del 

subtitulado, ¿cuánta información para el entendimiento de la audiencia se elimina? 

A través del análisis de nuestras tablas, se determinó que la distorsión del contexto de 

los mexicanismos subtitulados al inglés se pierde en mayor medida en las cuestiones 

de  palabras  altisonantes,  cuya  magnitud  de  aparición  en  las  películas  y  la  cultura 

mexicana misma se explicarán en las preguntas posteriores. Esto debido al alto grado 

de  censura  de  malas  palabras  en  los  Estados  Unidos;  debido  a  que  el  empleo  de 

palabras altisonantes con fines humorísticos resulta en la mayoría de los usos de los 

mexicanismos  en  el  cine,  el  proceso  de  subtitulado  en  Estados  Unidos  saca  de 

contexto la mayoría de estas expresiones que son parte de la cultura, de la jerigonza 

de nuestro país. 

En  Amores  Perros,  la  frase  “¡Chinga  tu  madre!”  se  subtituló  como  “¡Fuck  your 

mother!”. El problema aquí en la mala interpretación de uno de los insultos de mayor 

uso  en  México,  debido  a  que  por  la  estructura  de  la  frase  subtitulada  puede 

entenderse  como  un  insulto  que  va  dirigido  a  la  madre  de  la  persona,  cuando  en 

nuestro  país  va  dirigido  a  la  persona  misma.  Otro  ejemplo  es  la  traducción  de  “Era 

profesor en una universidad privada, y un día ¡madres cabrón!” en “He was a college 

teacher, and one day,  boom!”, donde es notorio el proceso de censura al cambiar el 

insulto  con  fin  humorístico  característico  del  cine  mexicano  por  una  onomatopeya, 

eliminando así el contexto original del país en que se produjo, el nuestro, regresando 

aquí al concepto de relatividad de la pérdida cultural previamente mencionado. 



Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



358 

 

La siguiente pregunta  que  nos planteamos fue:  ¿Cuáles son las principales razones 



para el empleo de mexicanismos en la realización de doblajes?  Uno de los detalles 

que  se  observó  con  mayor  detalle  fue  que  una  de  las  principales  razones  para  la 

utilización de mexicanismos es el causar un efecto humorístico en los diálogos de los 

personajes, dependiendo del contexto en el que se encuentren, haciendo referencias 

culturales  pertinentes,  y  el  hecho  de  las  auto-referencias  a  México,  a  burlarnos  de 

nosotros mismos.  

Algunos  ejemplos  de  esto  se  observan  en  Rango,  donde  la  nueva  frase  aumenta  el 

nivel  cómico  en  la  nueva  audiencia:  la  oración  “Now,  this  whole  thing  stinks  three 

ways  to  Sunday!”  se  traduce  a  “¡Todo  este  asunto  huele  a  chivo  correteado!,  siendo 

esta  nueva  frase  más  graciosa  que  la  original;  otro  ejemplo  es  la  frase  traducida 

“Beans, te verías muy bien si te echaras una manita de gato, que si es comparada con 

su original “You know, Beans, I bet you clean up real nice, you put a little effort into 

it”,  realmente  no  adhiere  nada  nuevo  a  la  narrativa,  sino  un  fin  meramente 

humorística afín con la cultura mexicana. 

En este punto cabe mencionar que la mayoría de los DVD’s  de animación que llegan 

a  México  son  doblados  en  distintas  variantes  del  español;  en  el  caso  de  The 



Incredibles,  las opciones son castellana, español neutro (Latinoamérica en general), 

español  argentino  y  español  mexicano,  siendo  relevante  para  nuestro  estudio  las 

traducciones basadas en la última de las variantes, la mexicana. 

La  última  interrogante  que  nos  planteamos  fue:  ¿Cuál  es  la  clase  de  mexicanismos 



más recurrentes en las obras cinematográficas? Al estudiar las tablas obtenidas en el 

trabajo  correspondiente  se  llegó  a  la  conclusión  que  los  insultos  es  el  tipo  de 

mexicanismos más utilizados en las películas mexicanas, constituyendo más del 70% 

del material estudiado; esto refleja uno de los aspectos más relevantes de la cultura 

mexicana,  donde  el  articular  frases  acompañadas  de  un  insulto  es  una  práctica 

común, aunque dichas palabras altisonantes no siempre se hacen con la intención de 

ofender a los demás. Ejemplos de esto son frases como “Se super emputó”, “Seguías 

jetón,  pinche  huevón”,  “Nos  vamos  a  partir  la  madre”,  (Y  tu  mamá  también)  entre 

otras frases, a pesar de contener palabras altisonantes, no son dichas con la intención 

de ofender al otro/a, sino por el tono humorístico y coloquial que se adhiere a la frase 

con las mismas. 

Por  otro  lado,  en  las  películas  de  doblaje,  los  mexicanismos  más  utilizados  son 

aquellos  con  toques  humorísticos,  es  decir,  que  pretenden  crear  situaciones 

humorísticas entre los personajes aunque muchas veces difieran del diálogo original. 

En estos casos incluso se utilizan las referencias culturales en la traducción, como en 

el  caso  de  Shrek;  por  ejemplo,  al  traducir  “I  got  a  great  idea!”  por  “¡Tengo  una 

ideota!” se opta por esto en lugar de “¡Tengo una gran idea!” por el doble sentido que 

adquiere  la  palabra  “ideota”  debido  a  que  suena  casi  igual  a  la  palabra  altisonante 

“idiota”, una forma de expresarse muy común en nuestro país. 

4.3.  Categorización de los resultados 

A  continuación  se  presenta  un  pequeño  esquema  dando  una  clasificación  a  los 

mexicanismos  de  acuerdo  a  tres  características  que  ayudan  a  comprender  su 

utilización: primero, el mexicanismo en sí, por el significado de su empleo; segundo y 


Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva 

mexicana.

 

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



359 

 

tercero,  de  acuerdo  a  las  consecuencias  de  atravesar  por  los  procesos  de  doblaje  y 



subtitulado,respectivamente. 

Esquema  1:  Clasificación  a  los  mexicanismos  de  acuerdo  a  tres  características  que  ayudan  a 

comprender su utilización: 1) el mexicanismo por el significado de su empleo; 2) mexicanismo 

en el doblaje, y 3) el mexicanismo en el subtitulado. 

 

4.4. Interpretación de resultados 



Uno de los principales resultados a las interrogantes que se logró por medio de este 

estudio  fue  la  comprobación  de  las  ideas  presentadas  por  Koolstra  et  al.  (2002)  de 

que  no  es  posible  determinar  cuál  de  los  dos  procesos  analizados,  el  de  doblaje  y 

subtitulado,  es  el  que  reduce  en  mayor  medida  la  pérdida  cultural  de  los  conceptos 

del país de origen; por medio del estudio, recordamos el concepto de relatividad de la 

situación  previamente  mencionado;  es  decir,  mientras  que  el  doblaje  reduce  el 

contenido  lingüístico  propio  de  Estados  Unidos  mientras  que  se  adapta  al  mercado 

mexicano,  en  el  caso  del  subtitulado  el  proceso  sólo  cambia  de  dirección, 

desfavoreciendo a México en cuanto a los mexicanismo con el fin de dar ganancia al 

entendimiento de Estados Unidos. 

Además,  se  confirma  lo  establecido  por  Bore  (2010)  acerca  de  los  problemas  que 

surgen  al  buscar  traducir  los  dobles  sentidos  propios  de  una  lengua  a  nuevos 

mercados, situación que se puede observar en los análisis de Shrek, donde “I have a 

great idea” se convierte en “¡Tengo una ideota!”, adquiriendo el doble sentido que en 



Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



360 

 

el  idioma  original  no  está  presente,  y  que  sólo  es  comprendido  por  la  cultura 



mexicana. 

Los  resultados  obtenidos  en  cuanto  a  la  omisión  de  palabras  específicas  en  el 

subtitulado se ve apoyado por lo propuesto por Lisi (2009), donde se especifica que 

este proceso no sólo se realiza con fines de censura, sino que va aunado a lograr un 

mejor entendimiento de la nueva audiencia, así como sucede en el caso de México con 

el proceso de doblaje. 

5.

 

Conclusiones 



Los "mexicanismos" son expresiones del castellano utilizadas cotidianamente  por el 

mexicano;  son  parte vital  de su comunicación con otros. El objetivo de este  estudio 

cualitativo fue analizar qué sucee durante el proceso del doblaje de películas del cine 

mexicano llevado al extranjero,  y durante el proceso de subtitulado en películas del 

cine  norteamericano  que  se  proyectan  en  México.  A  través  del  análisis  de  diez 

largometrajes  en  formato  DVD:  cinco  de  animación  de  origen  estadounidense 

dobladas  al  español  (The  Incredibles,  Megamind,  Rango,  Rio,  Shrek),  y  cinco  de 

imagen real de origen mexicano que pasaron por el proceso de subtitulado (Amores 

Perros, Niñas Mal, Párpados Azules, Recién Cazado, Y tu mamá también), se puede 

concluir  que:  1)  En  el  proceso  de  doblaje  el  idioma  pierde  su  sentido  original,  al 

modificar las frases o palabras para el entendimiento de la audiencia extranjera, pero 

a  cambio,  contextualiza  los  significados  en  beneficio  de  la  nueva  audiencia;  2)  Las 

referencias  culturales  del  país  destino  se  adaptan  en  la  traducción  con  el  fin  de 

intensificar el sentimiento de identificación con los personajes; 3) El significado y el 

contexto de los mexicanismos subtitulados al inglés se pierde en mayor medida en las 

palabras altisonantes, que son los mexicanismos más utilizados y están presentes en 

más del 70% del material analizado, y 4) El uso de mexicanismos también tiene un fin 

humorístico  en  los  diálogos  de  los  personajes,  haciendo  referencias  culturales 

pertinentes,  tratando  de  crear  situaciones  humorísticas  aunque  difieran  del  diálogo 

original. 

6.

 

Limitaciones del estudio 



Dentro de las limitaciones que tuvo este análisis de contenido, se puede decir que está 

el  estudio  de  películas  de  años  recientes  y  se  excluyeron  las  típicas  películas 

mexicanas, en donde el personaje principal es el charro o ranchero mexicano, que se 

desenvuelve  en  un  contexto  en  el  que  el  castellano  mexicano  está  lleno  de 

mexicanismos que particularmente no incluyen palabras altisonantes.  

7.

 



Futuros estudios 

Futuros  estudios  apuntan  al  análisis  de  películas  del  cine  de  la  época  de  oro,  para 

hacer un estudio comparativo de mexicanismos presentes en las películas de antes y 

en la de ahora. 



 

Doblaje y subtitulado de mexicanismos en el lenguaje cinematográfico. Una perspectiva 

mexicana.

 

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



361 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS 

BERGFELDER,  T  (2005):  “National,  transnational  or  supranational  cinema? 

Rethinking European film studies”, en Media, Culture & Society, 315 - 331. 

BORE, I.-L. K (2010, 06 23): “Transnational TV Comedy Audiences”, en  Television & 

New Media, 347-369. 

BETZ,  M  (2001):  ‘The  Name  Above  the  (Sub)Title:  Internationalism,  Coproduction, 

and Polyglot European Art Cinema’, Camera Obscura 46: 1-45. 

CARRIS,  L  (n.d:  “La  voz  gringa:  Latino  stylizationoflinguistic  (in)authenticity  as 

social critique” en  Discourse & Society, 22(4), 474-490.  

CHALABY,  J.  K  (2006):  “American  Cultural  Primacy  in  a  New  Media  Order  :  A 

European Perspective”,en  International Communication Gazette, 33 - 51. 

CHALABY,  J.  K  (2002):  “Transnational  Television  in  Europe  :  The  Role  of  Pan-

European Channels”, en European Journal of Communication, 183 - 203. 

CHIARO,  D  (2005):  “Foreword.  Verbally  expressed  humor  and  translation:  An 

overview of aneglected field”, en Humor 18 (2): 135–45. 

CUCCO, M (2010): “The borders of the domestic market and their importance for the 

economy of the film industry: The Swiss case study”, en European Journal of 

Communication, 153 - 167. 

DELGADO, P (2010): “Mexico” ReVista. Harvard Review of Latin America, 8-21. 

DOMÍNGUEZ, J. M., & MONTERO, D (2009): “Europe as a partner : New spaces for 

audiovisual cooperation between Latin America and the EU”, en  Global Media 



and Communication, 77 - 98. 

DÝDEWALLE,  G., PRAET, C., VERFAILLIE, K., & VAN RENS, J (1991) : ”Watching 

Subtitled  Television:  Automatic  Reading  Behavior”.  SAGE  Communication 

Research, 650-666. 

GÓMEZ  DE  SILVA,  Guido  (2001):  Diccionario  breve  de  mexicanismos.  México, 

Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y Fondo de Cultura Económica.  

HUMPHREYS,  F  (2009):  “The  multicultural  economy  2009”,  en  Georgia  Business 



and  Economic  Conditions  69(3),  Selig  Center  for  Economic  Growth.  Terry 

College of Business. 

http://www.terry.uga.edu/selig/docs/GBEC0903q.pd

 

KILBORN, R (1993): “Speak my Language: Current Attitudes to Television Subtitling 



and Dubbin” en, Media, Culture and Society 15: 641–60. 

KIM,  D.  K.,  SINGHAL,  A.,  HANAKI,  T.,  DUNN,  J.,  CHITNIS,  K.,  &  HAN,  M.  W 

(2009):  “Television  Drama,  Narrative  Engagement  and  Audience  Buying 

Behavior”, en International Communication Gazette, 595 - 611. 

KOOLSTRA,  C.  M.,  PEETERS,  A.,  &  SPINHOF,  H  (2002):  “  The  Pros  and  Cons  of 

Dubbing and Subtitling”, en European Journal of Communication, 325 -354. 

LISI, L (2009): “Four Rulfian Voices. An Analysis of the Translation of  'Mexicanisms' 

in Juan Rulfo's El Llano en llamas”, en Romance Studies, 27(4), 273-282.  



Ma. Eugenia González Alafita, Daniel M. Ramírez Cabrera, José Vicente Rodríguez Chávez

 

Revista Comunicación, Nº10, Vol.1, año 2012, PP.349-362. ISSN 1989-600X 



362 

 

LÓPEZ, M. D (2002): “El folclore invade el imaginario de la ciudad. Determinaciones 



regionales  en  el  cine  mexicano  de  los  treinta”,  en  PRIMA  Archivos  de  la 

Filmoteca, 12-32. 

MORENO, D., J. M., & MONTERO, D (2009): “Europe as a partner: New spaces for 

audiovisual cooperation between Latin America and the EU”, en  Global Media 

and  Communication  ,  77-98.  Web.  Consultado  el  01  de  Septiembre  de  2011. 

Obtenido 

en 


 http://0-

gmc.sagepub.com.millenium.itesm.mx/content/5/1/77.full.pdf+html  

O'HAGAN,  M  (2007):  “Impact  of  DVD  on  Translation  :  Language  Options  as  an 

Essential  Add-On  Feature”,  en  Convergence:  The  International  Journal  of 



Research into New Media Technologies, 157 -168. 

PAZ,  Octavio  (1959):  EL  laberinto  de  la  soledad.  México:  Fondo  de  Cultura 

Económica. 

RICHLER, D (2010): World Cinema in Translation. Carleton University , 1-96. 

SCHECHTER,  D  (1998):  “Screen  text:  Read  the  book?  now  read  the  movi”,  en 

Business 

Mexico, 

8(3), 

48-48-51. 

Retrieved 

from 


http://search.proquest.com/docview/748690989?accountid=11643

 

SINAVE,  N  (2009):  Análisis  de  las  actitudes  lingüísticas  hacia  el  slang  mexicano: 



usos y valoración de la palabra güey. Montréal: Université de Montréal. 

VELAZCO, Salvador. (2005). Rojo amanecer y La ley de Herodes: cine politico de la 

transicion mexicana. Hispanic Research Journal 6 (1),67-80.  

 

 



 

 

Document Outline

  • 1. Introducción
    • 1.1. Propósito del estudio
    • 1.2. Preguntas de investigación
  • 2. Marco teórico
    • Lisi (2009) argumenta que los elementos nativos del lenguaje en los idiomas de destino pueden ser clasificados, en términos generales, en: Términos extranjeros naturalizados en el idioma destino, sea por generalización (escogiendo un término más gener...
  • 3. Metodología
    • 3.1. Contenidos analizados
    • 3.2. Instrumento
    • 3.3. Rol de los investigadores
  • 4. Resultados
    • 4.1. Procedimiento de análisis de los datos
    • 4.2. Descripción de resultados
    • 4.3. Categorización de los resultados
    • 4.4. Interpretación de resultados
  • 5. Conclusiones
  • 6. Limitaciones del estudio
  • 7. Futuros estudios
  • REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS



Поделитесь с Вашими друзьями:


Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azkurs.org 2019
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə