De ciencias agrarias en colombia



Yüklə 3,36 Mb.
səhifə2/24
tarix12.08.2017
ölçüsü3,36 Mb.
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24

No será que las mayores producciones y rendimientos, por el momento, en zonas nuevas con café como en Huila, Cauca y Nariño corresponden a que el modelo productivo de la revolución verde se agota en nuestro Departamento de Antioquia?

No ocurria esto cuando estaban vigentes los programas de diversificación de explotaciones agropecuarias. Habia rotación en el uso de los suelos. La diversificación de cultivos facilitaba un ambiente de protección de los suelos y del ambiente. Se diversificaba la utilización de la mano de obra familiar y los ingresos del caficultor.

Las políticas neoliberales destruyeron ese panorama y esa producción anterior. Tienen una alta responsabilidad en el deterioro ambiental. No se contribuye a la soberanía alimentaria y el Estado impulsa la destrucción de nuestra base productiva alimentaria. Y con ello deteriora el ambiente que causa el cambio climático y el desastre invernal que afecta el país y a la humanidad. Tambien las mismas importaciones del grano afectan el uso de nuestros suelos, se afecta el empleo a costa de un abastecimiento de cafés de baja calidad que no generan empleo en el país.

Tambien el uso indiscriminado de agrotóxicos contra plagas y enfermedades y correctivos del suelo incrementan las ventas de las multinacionales monopolizadoras de esos derivados del petróleo. El Consejo Seccional de Plaguicidas de Antioquia, CSPA, estableció que cada Colombiano en promedio está expuesto al consumo promedio de 735 mililitros de agro tóxicos anuales, lo que deteriora la calidad de los alimentos y el ambiente en que se mueve el sector cafetero y el agropecuario que lo circunda.

Deben mirarse alternativas distintas como las que ofrece la agroecología que se impone en todo el mundo, como ocurría antes de imponerse la cultura de los agrotóxicos en los últimos 100 años.

POLITICA AGRARIA Y CAFETERA ANTINACIONAL, ANTICIENTÍFICA Y ANTIPOPULAR.

El Gobierno Colombiano aplica en su sector rural la política neoliberal impuesta por E.U. al mundo despues de la I y II guerras imperialistas mundiales. El libre comercio fue una política que contribuyó al desarrollo nacional y universal hasta que aparecieron los grandes monopolios consolidados hacia 1914. Especialmente después de la II Guerra Mundial, E.U. y el Consenso de Washington, se han apoderado de las economías de países como Colombia, en beneficio del minúsculo grupo de monopolios multinacionales financieros y comerciales que representa.

Tenía razón el Minagricultura Juan Camilo Restrepo cuando expresó públicamente ante la prensa que Colombia no estaba preparada para el TLC acordado con E.U. y temía por las desigualdades en el desarrollo de ambos países. E.U. completó su reforma agraria y se constituyó en una República democrático-burguesa independiente. Esa independencia la ha utilizado para proteger y desarrollar su sector agropecuario y de la agroindustria en los últimos 222 años.

En Colombia ha ocurrido lo contrario. No se ha completado la reforma agraria y somos un país recolonizado por las políticas de endeudamiento que han tenido vigencia en el país especialmente desde 1960 a la fecha. Nuestra deuda externa llegaba a solo US$237 millones en 1961 cuando se proclamó la frustrada Ley de Reforma Social Agraria (Ley 135 de 1961). De esa fecha a la actualidad el endeudamiento supera los US$63.000 millones acumulados, similares a niveles en los que las solas importaciones de alimentos y café reconocidas por el Gerente Muñoz, son responsables de todo ese endeudamiento e hipoteca del país.

Con las políticas de libre importación en virtud de la Public Law PL 480 de Comercio de E.U. acabamos con la producción triguera y hoy importamos 1,5 millones de toneladas anuales. Con la apertura económica se repitió la historia con el maíz, la cebada y la avena. El sorgo, la soya, el algodón y otros renglones alimenticios también han desaparecido o están en extinción. Llegamos a más de 10 millones de toneladas de alimentos importados anualmente que desangran la economía agraria y general del país. Si a ello le sumamos las importaciones reconocidas del café de medio millón de sacos anuales que perfectamente podemos producir en el país, como lo demuestra la misma historia del café en Antioquia y en Colombia, vemos que la situación cafetera y agraria se torna cada vez más grave.

Ahora con el TLC con E.U.se podran importar en el primer año de vigencia del desigual convenio hasta 70.000 toneladas de productos procesados o comercializados en E.U. con lo que se amenaza con la ruina a toda la industria nacional de café para nuestro consumo.

Tambien son evidentes los desastres que se vienen con las importaciones de 79.000 toneladas de arroz y las 27.000 toneladas de cuartos traseros de pollo, cuando de ambos renglones nos abastecemos plenamente. Pasaran en los próximos 18 años pactados a ser parte de nuestra historia negativa que ya hemos visto con el trigo, el maíz y otros productos de nuestra dieta diaria.
PROPUESTAS PARA LA SALVACION CAFETERA Y DEL AGRO.

1ª. No incrementar la denominada “Contribución Cafetera” actual y suspender cualquier medida impositiva que grave la producción y el trabajo de los caficultores y demás productores agrarios del país. Esta ponencia propone que se incluya la exención del IVA a todos los insumos, equipos y maquinarias necesarias para el mejoramiento de la producción y procesamiento de cafeteros y demás productores del campo.

2ª. Suspender de manera inmediata las importaciones de cafés que perfectamente se pueden producir en el país con el necesario apoyo del Estado. Se debe estatuir la asignación de un mínimo del 10% de todos los presupuestos nacional, departamentales y municipales para proteger y apoyar el desarrollo de la producción cafetera y agraria del país, con énfasis principalmente en el abastecimiento de la dieta alimentaria de los Colombianos. Ello implica eliminar las importaciones que como el café podemos producir en el país con el apoyo del Estado.

3ª. Suspender de inmediato la deuda externa Colombiana que supera los US$63.000 millones y gestionar su condonación como ha ocurrido con Grecia que se le ha condonado el 97 % de su deuda, al igual que a otros países como Argentina. Esos presupuestos que quedan del no pago de la deuda externa se deben dedicar prioritariamente a financiar todos los programas de apoyo al campo que contribuyan a autoabastecer nuestras necesidades alimentarias e industriales y exportar los excedentes.

4ª. Prohibir y suspender la entrega de tierras a extranjeros para agricultura y minería, incluidas las entregadas a monopolios financieros y comerciales dentro del auge de apoderarse de tierras para abastecer necesidades de los países con dificultades para satisfacer sus necesidades alimenticias y de agro combustibles, las cuales ya se han apoderado de de 230 millones de hectáreas en el mundo, en los últimos cinco años. Se deben destinar esas tierras a los campesinos con poca tierra o sin tierra, a pequeños y medianos productores nacionales, incluidos los 200.000 profesionales, tecnólogos y técnicos del sector agropecuario a los que se debe brindar todo el apoyo del Estado para la incorporación de esas tierras a la producción agraria del país.

5º. Se debe fortalecer y orientar la investigación cafetera y agropecuaria hacia nuevos modelos de producción agroecológica que nos permita participar en el mercado interno y externo con producción sana para la alimentación de los Colombianos y los pueblos interesados en la conservación de la humanidad libre de agrotóxicos que causan las catastróficas enfermedades aparecidas en los ultimos años que amenazan la existencia de la especie humana en el planeta tierra.

Medellín, abril 16 de 2012. Asociación por la salvación agropecuaria de Antioquia.
UNIDAD POR LA DEFENSA DE CAFETEROS, LECHEROS, ARROCEROS…Y DEMAS PRODUCTORES NACIONALES

El Premio Nobel de Economía Paul Krugman, analista del periódico “The New York Times” reitera su prevención sobre la grave crisis económica mundial. Rememora las depresiones mundiales de 1870 a 1914 y de 1929 a 1939 que llevaron a la primera y segunda guerras imperialistas mundiales por el predominio del comercio entre las grandes potencias. Con la crisis actual que se agudiza desde 2008 y ahora con la prevista desaparición del Euro, el analista ha previsto repetidamente la tercera gran depresión mundial.

Para prevenir la crisis en su propio país, potencias como E.U. y la Unión Europea, entre otras, impulsan dos estrategias: la del libre comercio, a las buenas, con sus TLC favorables a sus monopolios financieros y comerciales, o la de la guerra, a las malas, para proteger los enormes capitales especulativos y financieros, causantes de los males actuales de Colombia y la humanidad.

Ante esta grave coyuntura, las políticas impuestas a nuestro país, Colombia, aceptadas dócilmente por nuestros gobernantes, nos llevan al abismo. Solo la resistencia civilizada y democrática podrá salvarnos de la grave catástrofe en marcha, contra las gentes del campo y lógicamente contra las grandes mayorías urbanas de nuestra patria.

La declaración unitaria de dirigentes políticos y gremiales de Riosucio, Caldas, marca una hoja de ruta por la salvación de los caficultores nacionales y con ello para la salvación de los demás sectores amenazados con la ruina como los lecheros, arroceros, avicultores y demás productores nacionales.

Solo la movilización unitaria, civilizada y democrática, podrá salvarnos de la peor crisis sufrida por nuestro agro y patria Colombiana en toda su historia. La cita es en la MARCHA NACIONAL POR LOS CAFETEROS en Manizales el lunes 13 de agosto de 2012.

Los Angeles, California, julio de 2012.

Declaración de Riosucio, Caldas

EN DEFENSA DE LA DIGNIDAD, EL INGRESO Y LA PRODUCCION CAFETERA NACIONAL: ¡ MOVILICEMONOS ¡

Realizamos, en medio de la tradicional hospitalidad del pueblo indígena y campesino de Riosucio, Caldas, el Encuentro Regional Cafetero del Occidente de Colombia. Más de 700 dirigentes provenientes de más de cien Municipios de los departamentos de Antioquía, Caldas, Risaralda, Quindío, Valle del Cauca, Cauca y Tolima y con el acompañamiento de senadores, representantes a la Cámara, diputados, concejales, alcaldes y miembros del gobierno departamental de Caldas hemos hecho un análisis de la difícil situación económica y social que atraviesan los caficultores del país y tomado las decisiones que, en defensa de la actividad productiva de los centenares de miles de familias cafeteras, nos permitan enfrentar las políticas del gobierno nacional y las acciones de especulación que impone el capital financiero y las multinacionales de la comercialización en el mercado mundial del grano.

El manejo dado a la economía, por parte de los diferentes gobiernos nacionales, a partir de la aplicación de las políticas de apertura económica y “libre mercado”, conllevaron la inestabilidad del precio interno que, atado al precio internacional, terminó produciendo -en la caficultura nacional- la pérdida de más de ocho millones de sacos de producción interna, durante cuatro años consecutivos, la quiebra económica de los productores, el abandono de la actividad cafetera por parte de muchos más, el crecimiento de plagas como la broca y la roya, el atraso en la renovación de cafetales, el crecimiento -nuevamente- de la deuda cafetera, la merma en las prácticas culturales necesarias para el sostenimiento de los cafetales y el desabastecimiento del mercado interno del grano con las consecuentes importaciones de café -que este año podrían sumar más de un millón de sacos- encarnando, una vergüenza para las autoridades del café.

También influyen las políticas macroeconómicas en la profunda crisis que hoy padecen los caficultores. Una es la revaluación del peso frente al dólar que generó pérdidas -en los ingresos cafeteros- por más del 25 por ciento del precio total de las cosechas de los últimos años. En diciembre de 2002, 10 años atrás, el precio del dólar era de $ 2.850 pesos, hoy es de $ 1.834 pesos, $1.016 pesos menos. En esas condiciones, los cafeteros no son capaces de sostener su ingreso, y, por lo tanto, el precio internacional por debajo de un dólar con 80 centavos, no da margen de ganancia. Durante el último año la carga de café pasó de un precio de un millón de pesos a menos de 700 mil. Ningún productor es capaz de sostener su negocio si el ingreso cae, en tan sólo 5 meses, más del 30%.

Y si a eso se agrega, los altos costos de abonos y demás insumos, la falta de subsidios adecuados para renovación, el poco apoyo técnico, la aplicación del modelo tecnológico cimentado en el uso intensivo de agro-químicos, el empeoramiento de las vías fruto del invierno -que también golpea el cafetal y reduce la producción- y el fracaso, en muchas zonas, en la implementación de nuevas variedades, la broca, la roya, el agotamiento de los suelos y la falta de crédito oportuno y barato, menos será posible para los productores conservar la producción, el empleo y la utilidad necesaria para su sostenimiento y el del cafetal.

Es de señalar que también afecta a los cafeteros, el alza permanente en los combustibles, el transporte, los servicios públicos y los impuestos, entre ellos el predial. Por eso, se rechaza contundentemente la propuesta del gobierno de elevar al 5%, sobre el valor de la libra exportada, la Contribución Cafetera que, realmente, es un impuesto. Hoy, con los seis centavos de dólar por libra exportada se paga menos del 2,5%. Decimos, hoy y desde aquí, NO al alza de un solo peso en los impuestos a los productores de café!

En conclusión, después de veinte años de aplicación de políticas neoliberales, la realidad indica que éstas condujeron al fracaso, no sólo a los caficultores sino, al resto de la agricultura nacional. Más grave será la situación con la implementación de los Tratados de Libre Comercio.

PLIEGO DE PETICIONES AL GOBIERNO NACIONAL

Con estas consideraciones, los caficultores y las organizaciones asistentes al Encuentro Regional Cafetero acordamos un pliego de peticiones al gobierno nacional que incluye:


  1. Se fije un precio interno remunerativo y estable que, independiente del precio internacional, garantice la compra del café en por lo menos un millón de pesos la carga.

  2. Una política de fomento a la producción cafetera nacional, sobre la base de que el productor escoja la variedad que desee sembrar, para recuperar la cosecha anual y garantizar que el café colombiano abastezca el mercado interno y una política de industrialización del café con capital y trabajo de los productores nacionales.

  3. No se incremente la llamada “Contribución Cafetera” por libra exportada.

  4. Se reduzca el precio de abonos e insecticidas, se eliminen los impuestos a los que están gravados y se controle y vigile la calidad de los mismos.

  5. Una investigación de las cuentas, las actividades y gastos del Fondo Nacional del Café y de las áreas reales de producción. Es trascendental conocer si las instituciones siguen jugando su papel central de protección y apoyo al cultivo nacional, definir los ajustes que requieren para retornar a sus objetivos.

  6. Promover los mecanismos necesarios de alivio de la deuda de los caficultores

  7. Impulsar gratuitamente, y sin distingo, los programas que controlen eficazmente las plagas de la roya y la broca.

  8. Rechazar el Tratado de Libre Comercio que arruina al agro colombiano, permite el ingreso al país de cafés procesados y sin procesar desde Estados Unidos y lesiona la soberanía nacional.

ACCIONES PACIFICAS Y CIVILIZADAS

Para alcanzar estos objetivos nos movilizaremos, de manera pacífica y civilizada, y realizaremos las siguientes acciones:


  1. Creación de la Mesa Nacional del Movimiento por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros Colombianos y mesas departamentales y municipales.

  2. Realización durante los meses de junio, julio y agosto de 2012 de encuentros y foros municipales y departamentales y difusión del pliego de peticiones.

  3. Movilización Cafetera Nacional a Manizales el 13 de Agosto de 2012.

Movimiento por la Defensa y la Dignidad de los Cafeteros Colombianos


3.MAS SOBRE LA CRISIS AGRARIA NACIONAL Y LA AGROECOLOGIA

¡ SIN MAÍZ NO HAY PAÍS ! UN GRITO DE REBELDIA

Palabras del autor Hernán Pérez Zapata, en el lanzamiento del libro “Sin maíz no hay país”, en la Sociedad de Educadores del Magdalena, Edumag, en Santa Marta, el 24 de noviembre de 2009.

El 27 de marzo del presente año, en la Casa de Encuentros La Rondalla, en Guarne Antioquia, nos reunimos un centenar de descendientes de las familias PEREZ YEPES para conmemorar los CIEN AÑOS de nuestra querida tía LAURA PEREZ YEPES, la primer integrante de la familia que llega al siglo de una vida ejemplar, para 323 descendientes de ese vástago familiar y para nuestros compatriotas.

En esa oportunidad, presentamos el libro CIEN AÑOS DE LOS PEREZ YEPES.. Nos atrevimos a hacer una referencia al caso de la obra mas notable de nuestra literatura, el relato magistral de Gabriel García Márquez, que con la descendencia y vida de Úrsula Iguarán y Aureliano Buendía, describe con magia, CIEN AÑOS DE SOLEDAD. En el caso de los PEREZ YEPES conmemoramos CIEN AÑOS SIN SOLEDAD.

Hoy presentamos ante Ustedes, ante la comunidad nacional, en el preámbulo de los primeros cien años de las ciencias agropecuarias en Colombia, en el DIA NACIONAL DEL INGENIERO AGRONOMO, el libro ¡SIN MAIZ NO HAY PAÍS! Este título proviene de los indígenas, campesinos y empresarios agrícolas de México de donde se originó el cultivo del maíz. Fue traído muy posiblemente por el mar, al norte de Colombia y Venezuela, hace unos 8.000 años. Y de éstas tierras se extendió a toda Colombia y al mundo entero.

Pero si vamos mas allá de éste antecedente, en la historia de mas CIEN MIL AÑOS de la humanidad, podemos encontrar que nuestros alimentos de hoy, son productos del trabajo. Esto es así, desde los primeros pobladores del planeta, los millones de mujeres y hombres que desarrollaron el trigo en las orillas de los ríos Tigris y Eufrates, en el Asia Menor; el arroz, quienes se establecieron en la China; el maíz, los que se establecieron en la Península de Yucatán; la papa, los que se ubicaron en las partes altas de las mesetas de Bolivia y Perú. Así, ocurrió con los demas productos vegetales y animales que se constituyeron en la base de la alimentación de la humanidad.

Entonces, que no nos vengan a decir los neoliberales y las multinacionales de semillas, que el maíz, el trigo, el arroz, la papa, para hablar sólo de los cuatro productos mas importantes de nuestra dieta alimentaria mundial, que el desarrollo evolutivo de los cultivos industriales puede ser objeto de la apropiación privada, porque esos productos vegetales y los animales son patrimonio del trabajo y resultado de la lucha de miles de millones de hombres y mujeres, por la supervivencia y desarrollo de la especie humana.

En la Universidad Colombiana reivindicamos con el finado profesor de la Universidad Nacional sede Palmira, HERNANDO PATIÑO CRUZ, que compartió sus planteamientos con todas las Universidades del país, incluida nuestra Universidad del Magdalena, la lucha por una cultura nacional y cientìfica al servicio de la nación y el pueblo Colombiano. Es decir, la lucha por el conocimiento científico y tecnològico mas avanzado para ponerlo al servicio de nuestra nación y de nuestros compatriotas.

Su visión por una Agricultura Ecológica está en consonancia con la historia de CIEN MIL AÑOS de la humanidad y con sus planteamientos que se resumían en sus conclusiones de una de sus conferencias mas notables: ¨..De las estrellas…al hombre..¨

Qué contiene este libro titulado ¨Sin Maíz no hay País¨ es el interrogante que podria plantear nuestra audiencia. Tratemos de responder con nuestra concepción académica y lógicamente con nuestra concepción política.

El maíz, fué base de la supervivencia, la cultura y del imperio azteca. Es el centro de la consigna de nuestros hermanos los indígenas y campesinos mexicanos, en contra de la invasión de productos provenientes desde el norte de su país, México, con el TLC y las transnacionales que se han apropiado del trabajo histórico de nuestros hermanos mayores, para hacer un negocio particular. Y esto ocurre con los mismos transgénicos, que la investigación tendrá que determinar en un largo proceso experimental, su bondad y no la degeneración o la intoxicación o convertir los maices nativos en monstruos y con ello convertir en monstruos a seres humanos, con genes que no han sido sometidos a la más completa y rigurosa comprobación cientìfica, que exige el mundo contemporáneo y el estado actual del desarrollo de la ciencia universal.

Pero lo mas importante no es solo la lucha de nuestros hermanos mexicanos. Lo mas trascendental es la defensa de su soberanía alimentaria para bien de sus mayorías nacionales.

De nuestros primeros pobladores, provenientes de lo que hoy es México, vino el cultivo del maíz al norte de Colombia y Venezuela, para extenderse por todo el territorio de nuestros paises hermanos, por todo el continente y por el mundo entero. Ese legado es el que tenemos que defender, mejorar y utilizar para bien de nuestra alimentación, de la defensa de nuestro trabajo, de nuestra producción y autoabastecimiento interno, es decir, en defensa de nuestra autodeterminación nacional.

Planteamos la tesis SIN MAIZ NO HAY PAIS como una guía para la acción, como una teoría basada en la experiencia, en la práctica social de la producción de nuestros ancestros en decenas de generaciones, los que nos han dejado esta patria que no queremos como una colonia de los E.U. ni de ningún otro imperio, que quiera empotrarse en el sagrado territorio de nuestra patria.

Y es ésta una tesis académica para los trabajos de grado de nuestros ingenieros agrónomos, de nuestros maestros, de nuestros master en ciencias, de nuestros philosophical doctors, para comprobar que sí es posible abastecernos como ha ocurrido con el maíz por mas de 7.000 años, como ocurrió con el trigo mas de 250 años, como ha ocurrido hasta ahora en el país con el arroz originario de China, como ha ocurrido con la papa originaria de Bolivia y Perú y todos los otros productos que forman parte de nuestra dieta alimentaria nacional.

El Gobierno de Alvaro Uribe Vélez y todas sus polìticas neoliberales nos imponen lo contrario: Importar diez millones de toneladas anuales de productos que perfectamente podemos producir en Colombia con el necesario apoyo del Estado. Con los TLC con E.U., Canadá y la Unión Europea, pretenden que no produzcamos nuestros alimentos sino que los importemos, arruinando la soberanía, el trabajo y nuestra producción nacional.

Los maestros del Magdalena y de toda Colombia deberian ser con los ingenieros agrónomos y demas técnicos del agro, los difusores de estas tesis comprendidas en el libro SIN MAIZ NO HAY PAIS, para que logremos en el menor tiempo posible el título de ser autosuficientes con nuestros alimentos producidos por nuestros cultivadores nacionales, para hacer de Colombia una nación autónoma, independiente y próspera para bien de nuestras mayorias nacionales y no de la minoria de las transnacionales y sus camarillas que acolitan estos atentados de las importaciones de productos que podemos producir en Colombia.

Pero resumamos esta presentación en ese grito en la pared que representa el tìtulo de la obra que hoy presentamos : ¡SIN MAÍZ NO HAY PAÍS¨. Los 50 artículos de nuestra columna periodística denominada ¨El dedo en la llaga¨, nos permiten presentar estas reflexiones:

1.- El maíz, el trigo, el arroz, la papa y demas productos agropecuarios de nuestra dieta alimentaria son un patrimonio de la humanidad, producto del trabajo y el mejoramiento de plantas y animales, aparecidos en la naturaleza en distintas regiones del mundo. El hombre los ha mejorado, y no las multinacionales que con la apropiación privada, buscan que sea un negocio particular y no un patrimonio de la humanidad, para facilitarle una producción limpia, para una alimentación sana, como la plantea correctamente el pensador samario, el Ingeniero Agrónomo Francisco Guerrero Mendoza.

2.- La lucha por la ciencia, en este caso, la Ingeniería Agronómica, reivindica y mejora ese lagado de nuestros antecesores y la lucha por el conocimiento cientìfico y tecnològico mas avanzado, se constituye en un postulado básico para la Universidad y el pueblo Colombiano, por su soberania y seguridad alimentaría nacional.

3.- Solo la lucha política por la defensa de estas reflexiones sociales nos permitirá reivindicar con nuestro pueblo, la defensa de la patria, ladefensa de nuestro terruño, la defensa de nuestros cultivos y animales, para producir lo que necesitamos para nuestra alimentación y mejoramiento permanente de nuestras condiciones de vida.

Por esas razones fundamentales invitamos a Ustedes que nos acompañan y al país nacional que defendía nuestro líder Jorge Eliécer Gaitán, a apoyar la difusión de este grito en la pared, en lo que estimamos es esta consigna popular, que hemos seleccionado para esta publicación, como acto de rebeldìa de nuestras vidas y que hoy ponemos al servicio de la intelectualidad patriótica y avanzada de nuestra querida patria Colombiana.

Repetimos con nuestros poetas Gregorio Gutiérrez González:

¡SALVE SEGUNDA TRINIDAD BENDITA



SALVE FRÍSOLES, MAZAMORRA, AREPA

CON NOMBRAROS NO MAS SE SIENTE HAMBRE

NO MUERA YO SIN QUE OTRA VEZ OS VEA!
Y con Jorge Robledo Ortiz de su poema Patria
¡Si no QUEREMOS la Patria

Ya nada vale la pena!
FALSOS POSITIVOS” CON CADENA LÁCTEA Y PORCE II. Medellín, septiembre de 2010.

Los 499.000 productores, los comercializadores y procesadores de leche en el país, especialmente los pequeños y medianos de capital nacional, que son la inmensa mayoría, los pescadores y vecinos del Embalse de EPM, identificado como Porce II y la opinión pública regional y nacional, nos avecinamos a confrontar lo que denominamos “falsos positivos” frente a acciones gubernamentales que liquidan su trabajo y afectan gravemente el desarrollo ambiental y soberano de nuestra patria Colombiana.

La grave crisis económica mundial, con las devaluaciones del dólar y el euro, que pretenden abaratar aún más las exportaciones de E.U. y la Unión Europea, amenaza con los TLC firmados por los Gobiernos Colombianos, inundarnos en los próximos meses con sus excedentes altamente subsidiados de leche en polvo, quesos, mantequillas, lactosueros y demás derivados lácteos. Se busca repetir con los lecheros, la desaparición y quiebra de los trigueros, maiceros y otros productores de alimentos nacionales.

Para enfrentar esta gravísima amenaza, se ha convocado para el 24 de noviembre en Bogotá, el Congreso de Unidad de la Cadena Láctea Nacional. Se promueven reuniones en las zonas productoras para definir los delegados convocados por la Asociación por la Salvación Agropecuaria, para analizar y decidir acciones civilizadas y democráticas, contra este “falso positivo” que liquidaria al segundo renglón más importante de empleo en el agro, después del cafetero.

Simultáneamente, EPM, se apresta a cometer su más grande error histórico. Estan secundados por autorizaciones de los Ministerios del Medio Ambiente y de Protección Social para realizar una “prueba piloto” con el peligrosísimo herbicida de la muerte identificado como WEEDAR 64SL 2,4-D de la multinacional Dow Chemical, en el Embalse Porce II, contra la “Buchón de Agua” (Eichhornia crassipes).

El Consejo Seccional de Plaguicidas de Antioquia, CorAntioquia, CorpUrabá y varias organizaciones agroecológicas han analizado exhaustivamente desde abril de 2010 pasado, el delicado problema ambiental, con el letal componente 2,4-D por altísima toxicidad y ser un ingrediente altamente cancerígeno para humaos. Han recomendado a EPM abstenerse de cometer ese atentado contra la comunidad a la que pretende servir y defender.

Otro “falso positivo” que le sirve a una transnacional de ingrata recordación por el nefasto “agente naranja” con base en 2,4-D utilizado por E.U. en la guerra contra el pueblo en el sureste asiático.

El Concejo de Medellín, la Asamblea Departamental de Antioquia y el Senado de la República serán escenarios de citaciones a los responsables de este atentado contra la población relacionada y con el medio ambiente nacional e internacional.

Nuestro portal, al servicio de la Salvación Agropecuaria y Alimentaria de Antioquia y Colombia, divulga amplia documentación (www.informativo agropecuario.com) sobre estos temas. El amable lector y la opinión pública tienen la palabra sobre estos nuevos “falsos positivos” contra la soberanía agropecuaria y alimentaria y contra el medio ambiente regional y nacional.



Yüklə 3,36 Mb.

Dostları ilə paylaş:
1   2   3   4   5   6   7   8   9   ...   24




Verilənlər bazası müəlliflik hüququ ilə müdafiə olunur ©azkurs.org 2020
rəhbərliyinə müraciət

    Ana səhifə